Los trabajos se habían suspendido tras la muerte de un trabajador el 29 de marzo.

 7 abril, 2014

Sao Paulo

El estadio de Sao Paulo será el escenario de la apertura del Mundial el 12 de junio de 2014.
El estadio de Sao Paulo será el escenario de la apertura del Mundial el 12 de junio de 2014.

Los trabajos de construcción pueden ya reanudarse en la parte del estadio donde un trabajador falleció mientras instalaba butacas temporales para el partido que marcará la apertura del Mundial Brasil 2014, en Sao Paulo, informaron el lunes funcionarios brasileños.

Parte de las obras en el estadio Itaquerao se había suspendido, ante las preocupaciones de seguridad que siguieron a la muerte del trabajador, el 29 de marzo.

Funcionarios del Ministerio del Trabajo inspeccionaron el inmueble este lunes y afirmaron que la mayoría de las medidas necesarias de seguridad se había implementado ya en el sitio donde se colocaban los asientos. Sin embargo, no era posible reanudar la totalidad de las obras, porque los trabajadores no habían terminado de instalar redes de protección en una parte.

Los organizadores del Mundial y la FIFA aseguraron que la interrupción no impediría que el estadio se concluyera a tiempo para el partido entre Brasil y Croacia, previsto para el 12 de junio.

Había demoras en el Itaquerao desde antes del deceso del trabajador, el tercero ocurrido en el estadio y el sétimo registrado en las distintas sedes mundialistas en Brasil.

Dos trabajadores murieron en este mismo inmueble a finales de noviembre, cuando se derrumbó una grúa usada para colocar una estructura gigantesca que formaba parte del techo.

La FIFA espera que la sede esté totalmente lista a mediados de mayo, aproximadamente un mes antes del cotejo inaugural.

Aproximadamente 20.000 butacas temporales se instalan, detrás de las porterías, para aumentar la capacidad del estadio a unos 70.000 espectadores.

Los funcionarios han permitido que se reanude la construcción en el ala sur del estadio, donde falleció el trabajador, pero advirtieron que faltan medidas para mejorar las condiciones de seguridad en el lado norte.

De acuerdo con las autoridades, las obras se reanudarían en su totalidad para el viernes, tras una nueva inspección que se realizará en los próximos días.

Una investigación inicial mostró que Fabio Hamilton da Cruz, de 23 años, cayó desde una altura de unos ocho metros, luego de que no ató su arnés con una soga de seguridad.

Las autoridades ordenaron parar la construcción al considerar que medidas adicionales de seguridad hubieran evitado la muerte del trabajador, aún sin estar amarrado.

Fast Engenharia, la empresa a cargo de instalar las butacas temporales, negó haber incurrido en actos indebidos.

Otros dos estadios siguen en construcción en el país, uno en Cuiabá (la zona pantanosa de Brasil) y otro en la ciudad meridional de Curitiba.