Rutas alternas también están saturadas

Por: Hugo Solano 8 julio, 2014

Las personas que esta tarde y a primeras horas de la noche transitan por San José, Heredia, Alajuela, Belén, Hatillo, La Uruca, Escazú, Santa Ana, Tibás, Santo Domingo y otros sectores de la Gran Área Metropolitana han tenido que armarse de paciencia.

El director de la Policía de Tránsito, Mario Calderón, confirmó que la presencia de aficionados desbordó lo planeado.

Calderón indicó que debido al retraso de más de horas en la llegada del avión al aeropuerto Juan Santamaría, se multiplicó el efecto negativo en las vías y pese al asueto que el gobierno dictó para los empleados públicos, las calles están saturadas, incluso en tramos de la Circunvalación.

Afirmó que sectores como el centro de Alajuela, el centro de Heredia, la ruta San José–Caldera y la ruta a San Ramón tuvieron un efecto de cola por el cierre de la autopista que obligó a ampliar la operación de los oficiales de Tránsito.

El cierre de la General Cañas toda la tarde y parte de la noche generó presas en todas las rutas aledañas.
El cierre de la General Cañas toda la tarde y parte de la noche generó presas en todas las rutas aledañas.

Indicó que antes de las 7 p. m. se habilitó el paso vehicular por la General Cañas en sentido San José–Alajuela, pero el efecto mirón de conductores que veían la caravana al otro lado y la presencia de aficionados provocaba una merma en la velocidad de los vehículos y no pudieron descongestionar las carreteras aledañas.

Aunque las rutas alternas eran por el sector de La Verbena, Tibás, La Pozuelo, La Valencia y la ruta 27, todavía a las 7 p. m. seguían las presas, por lo que pidió paciencia a los conductores.

Calderón dijo que no se han registrado accidentes graves, solo colisiones menores y la saturación del tránsito.

Afirmó que las brigadas de trabajo estarán hasta que termine la actividad en La Sabana.

Según indicó hasta el sector del Cruce de Manolo's se vio afectado por las presas.