Tricolor entrenó durante más de dos horas en Guápiles, zona que presenta mucho calor y humedad

Por: David Goldberg J. 9 octubre, 2013
Los seleccionados ticos tuvieron que refrescarse bajo una sombra, luego de los trabajos de hoy.
Los seleccionados ticos tuvieron que refrescarse bajo una sombra, luego de los trabajos de hoy.

Guápiles

Al finalizar la práctica matutino de este jueves, en la cancha de la empresa Piñas del Bosque, en Pococí, los jugadores de la Selección Nacional de Costa Rica señalaron que el clima finalmente se acercó a lo que vivirán el viernes en San Pedro Sula, cuando enfrenten a Honduras.

Con un fuerte sol y pesada humedad, características de la zona, la Tricolor entrenó por más de dos horas.

La prensa solo tuvo acceso a 15 minutos al final del entrenamiento, no obstante, los seleccionados Celso Borges y Álvaro Saborío describieron toda la práctica como demasiado intensa, situación que se intensifica con las condiciones del clima.

Entre otros temas, ambos futbolistas mencionaron la velocidad y el manejo de la desesperación catracha, como factores claves para ganar el partido.

La Selección ya regresó al hotel Suerre, en Guápiles, a donde está hospedada desde el lunes. Ya no entrenará más por el día de hoy, sin embargo, tendrá una sesión de video por la tarde.