Sindicato de Futbolistas de Brasil demandó a la FIFA en procura de que no se realicen juegos con altas temperaturas

 19 mayo, 2014

Río de Janeiro

Este es el estadio de Fortaleza, donde la Selección Nacional tiene programado su debut en el Mundial de Brasil 2014 ante Uruguay a la 1 p. m., hora de Costa Rica.
Este es el estadio de Fortaleza, donde la Selección Nacional tiene programado su debut en el Mundial de Brasil 2014 ante Uruguay a la 1 p. m., hora de Costa Rica.

El Sindicato de Futbolistas de Brasil (Fenapaf) denunció este lunes a la FIFA ante los tribunales ordinarios para exigir que no se jueguen partidos del Mundial de Brasil 2014 en horarios de altas temperaturas, incluidos los que sostendrá la Selección Nacional ante Uruguay e Italia.

La Tricolor enfrentará a los charrúas el sábado 14 de junio a las 4 p. m. (1 p. m. hora de Costa Rica) en Fortaleza y a Italia el viernes 20 de junio a la 1 p. m. (10 a. m. hora tica) en Recife.

En su demanda, el sindicato pide que no se jueguen partidos entre las 1 p. m. y las 3 p. m. en las sedes de Salvador, Recife, Fortaleza, Natal, Manaos, Brasilia y Cuiabá, donde las temperaturas superarán fácilmente los 30 grados y en la mayoría de los casos, con elevada humedad.

La Fenapaf alega que ha realizado un estudio en el que se verifica que las altas temperaturas pueden causar “lesiones neurológicas” que pueden conducir al coma o al fallecimiento del futbolista, según un comunicado.

Según el sindicato, la hidratación de los jugadores durante los partidos “atenua el problema de la temperatura pero no es suficiente”.

La FIFA ha anunciado que realizará tiempos muertos después de superar el minuto 30 de cada una de las mitades del partido, siempre que la temperatura ambiente supere los 32 grados centígrados.

Asimismo, se decidió atrasar el horario de algunos partidos en la ciudad de Manaos, capital del estado de Amazonas, y donde siempre hace calor y mucha humedad.

Si la propuesta de la Fenapaf prospera, se tendría que cambiar el horario de 19 partidos que comienzan antes de las 5 p. m. (hora de Brasil) en las sedes afectadas.

Tendrían que cambiar de horario los partidos Japón-Colombia (Cuiabá), Uruguay-Costa Rica, Brasil-México, Alemania-Ghana (Fortaleza); Hondura-Suiza (Manaos), México-Camerún, Italia-Uruguay (Natal); Italia-Costa Rica y Estados Unidos-Alemania (Recife).

También los España-Holanda, Alemania-Portugal, Suiza-Francia, Bosnia-Irán (Salvador); Suiza-Ecuador, Colombia-Costa de Marfil, Portugal-Ghana (Brasilia); dos partidos de octavos y uno de cuartos de final.