El joven volante de la Juventus se atrevió más y motivó el ataque francés ante Nigeria

Por: Rodrigo Calvo C. 30 junio, 2014

Con un físico impresionante de 1,92 metros, Paul Pogba se mostraba en sus inicios como un volante completo que sabe imponer su ley, gracias a una técnica perfecta, agudo sentido del juego y potente tiro.

Paul Pogba
Paul Pogba

Pero no había reventado en categoría mayor, desde que ganó con Francia el Mundial Sub-20 del 2013 en Turquía, donde fue seleccionado como el mejor del certamen.

Su ambición siempre fue labrarse un nombre y así lo anunció al mundo del fútbol cuando tenía solo 19 años. Ahora, con 21, empezó ayer a cumplir su meta al despertarse con una gran labor en Brasil 2014.

El mediocampista del bicampeón italiano, Juventus, tuvo ante Nigeria, en los octavos de final de la Copa, su instante de protagonismo que no había disfrutado en los tres partidos de la fase de los grupos.

A uno de los jóvenes talentos más prometedores se le cumplió la meta de anotar el gol que tanto anhelaba, incluso esta vez logró ganar el partido y su duelo particular con el capitán de Las Águilas Verdes , John Obi Mikel, del Chelsea.

Ayer estuvo en el sitio justo para tomar un balón que el ágil arquero Vincent Enyeama no despejó, a los 79 minutos, y anotó con un cabezazo preciso, para inaugurar la ruta segura a un triunfo sobre Nigeria.

Parecía que perdería por la presión de la FIFA, sensación que resurgió cuando se apuró a definir y desaprovechó una buena ocasión ante los nigerianos, en el primer tiempo de un duelo muy reñido.

El técnico Deschamps no lo puso en el triunfo 5-2 sobre Suiza en primera fase; pero ayer anotó el gol que le sacó tremenda carga de encima y Pogba derramó lágrimas.

“Me eligieron el mejor jugador del partido, pero si pudiese compartir el premio con todos los jugadores, lo haría. Ganamos por ellos. Sabemos que somos capaces de jugar muy bien o muy mal, pero esta vez estuvimos bien”, subrayó Paul.

Por sus padres, Pogba es francoguineano. A diferencia de sus hermanos, que optaron por jugar con Guinea, su labor ha sido eficiente como capitán de la Sub-17, Sub-18, Sub-19, Sub-20 y Mayor de Francia.

Cuando tenía 16 años, lo traspasaron del Le Havre al Manchester United. Y ya es una figura de la Juve , desde el 2012. Ahora se medirá a Alemania el próximo viernes, en el comienzo de los cuartos de final.

“Somos la selección de Francia y no le tememos a nadie”, sentención Paul Pogba, acerca del siguiente oponente de Les Bleus .