Por: Randall Corella V. 3 julio, 2014

El juego del próximo sábado entre Holanda y Costa Rica será el último encuentro mundialista que se realice en el Arena Fonte Nova, de Salvador, un estadio que ha tenido al gol como su invitado principal.

Iker Casillas sufrió cinco goles en el debut de España ante Holanda. El portero fue blanco de duras críticas durante la Copa.
Iker Casillas sufrió cinco goles en el debut de España ante Holanda. El portero fue blanco de duras críticas durante la Copa.

Con el duelo por los cuartos de final serán seis los que se han llevado a cabo en ese reducto, que ya albergó los partidos España-Holanda (1-5), Alemania-Portugal (4-0), Suiza-Francia (2-5), Bosnia-Herzegovina - Irán (3-1) y Bélgica-Estados Unidos (2-1).

En total, los aficionados han disfrutado de 24 anotaciones y tres de las principales goleadas del certamen, número que no superan ninguna de las otras 11 sedes del Mundial.

Inaugurado el 28 de enero de 1951, el estadio de la capital de Bahía fue utilizado hasta noviembre del 2007 y demolido tres años después para construir el moderno reducto con capacidad para 51.900 aficionados.