El técnico de los suramericanos indicó que dejó a Suárez a pesar de tener dolores

 20 junio, 2014

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Sao Paulo. AFP El seleccionador de Uruguay, Óscar Tabárez, reconoció el carácter de sus jugadores y del goleador Luis Suárez para derrotar ayer jueves por 2-1 a Inglaterra con un dramático final que fue, en sus palabras, de película.

“Si esto fuera una película y alguien hubiera escrito este guión, sobre todo para los uruguayos, no pudo acabar mejor”, expresó Tabárez, aliviado por el resultado, en la conferencia de prensa.

En la segunda jornada del Grupo D, Uruguay consiguió seguir con vida en el Mundial al vencer a la ya casi desahuciada Inglaterra con dos goles de Suárez, quien reapareció en el césped tras una cirugía.

El delantero del Liverpool se vistió de héroe al anotar el gol decisivo en el minuto 85, cuando ya jugaba con calambres, según Tabárez.

El técnico le mantuvo en el campo porque dijo que sabe perfectamente “lo que Suárez es capaz de hacer”, y destacó que sus compañeros “lo quieren mucho porque es una gran persona, pero además hay sentimientos de admiración”.

Tabárez alabó la actitud de su equipo por no venirse abajo cuando su rival empató con un gol de Wayne Rooney en el 75’, y rehacerse con el gol salvador de Suárez.

El letal delantero charrúa, Luis Suárez, observa cómo el balón vence al portero inglés, Joe Hart, en el que fue el primer tanto del partido. | AP
El letal delantero charrúa, Luis Suárez, observa cómo el balón vence al portero inglés, Joe Hart, en el que fue el primer tanto del partido. | AP

El empate era un momento difícil “pero pudimos volcar el resultado a nuestro favor. Eso no tiene que ver con la preparación sino con la categoría de los jugadores”.

El técnico de la Celeste no eludió las críticas recibidas por su equipo a raíz de la humillante derrota 3-1 en la primera jornada ante Costa Rica, que puso muy cuesta arriba la clasificación a octavos de final.

Tabárez dijo que no están entre los equipos favoritos al triunfo en Brasil 2014 y que no practican un estilo atractivo, pero reconoció el carácter y nivel de los futbolistas que dirige desde el 2006.

“Demostramos que no estábamos muertos. Ganamos por primera vez a un equipo europeo en un campeonato del mundo. Decían que no lo podíamos hacer”.