Por: Rodrigo Calvo C. 17 julio, 2014

México y Estados Unidos son las selecciones de la Concacaf que aparecen mejor posicionadas en el ranquin de FIFA, tras finalizar cada edición de los Mundiales.

Ese, al menos, es el comportamiento típico que prevaleció desde que se lanzó por primera vez el estudio estadístico del organismo rector del balompié mundial hace 21 años, en agosto de 1993.

México y EE. UU. se situaron bien en FIFA tras el Mundial 2002. Esa vez, el azteca Luis Hernández se midió al estadounidense Greg Berhalter. | ARCHIVO
México y EE. UU. se situaron bien en FIFA tras el Mundial 2002. Esa vez, el azteca Luis Hernández se midió al estadounidense Greg Berhalter. | ARCHIVO

El Tri azteca consiguió su mejor clasificación en la FIFA, tras una Copa, en la edición del 2002, después de concluido el primer Mundial asiático, que tuvo lugar en Corea del Sur y Japón.

Aquella vez, en julio del 2002, el escalafón de la entidad situó a México dentro del “Top 10” del planeta, específicamente en el sexto lugar, un puesto privilegiado e histórico para el área.

En el mismo ranquin del 2002, los estadounidenses consiguieron la segunda mejor posición dentro de la trayectoria de la Concacaf luego de un Mundial, que fue la casilla número 11.

Estados Unidos apareció bien situado hace cuatro años, luego de Sudáfrica 2010, cuando avanzó a la segunda fase de octavos de final y apareció en la posición 13 en el estudio de julio de dicho año.

En otras Copas Mundiales de la FIFA, Estados Unidos fue 22° en el ranquin de julio de 1994; 19° en 1998, 16° en el 2006 y 15° ahora, en el 2014.

Entre tanto, México ocupó el lugar 15 en julio de 1994, luego del Mundial estadounidense; el 12° en 1998, el 18° en el 2006, el 24° en el 2010 y ahora el 18° en la Copa del 2014.

Por su parte, Costa Rica ocupó ayer el mejor puesto de su historia, el 16°, luego del Mundial 2014, mientras que en el 2002 apareció en el lugar 26 y en el 2006 en el 45.

A Honduras fue 46° en el ranquin de julio del 2010 y ahora 40° en el 2014. Jamaica apareció en el 29° en 1998 y Trinidad y Tobago fue 64° en el escalafón del 2006.