El Tri sacó a Croacia de la Copa y consiguió las sensaciones que tanto buscaba

Por: Juan José Herrera Ch. 23 junio, 2014
Javier Hérnandez celebró con desahogo su debut en las redes en este Mundial de Brasil, un gol al final.El Chicharito no ha sido titular con el técnico Miguel Herrera, sin embargo, ayer le respondió. | AP
Javier Hérnandez celebró con desahogo su debut en las redes en este Mundial de Brasil, un gol al final.El Chicharito no ha sido titular con el técnico Miguel Herrera, sin embargo, ayer le respondió. | AP

México encontró por fin las sensaciones que tanto buscaba en Brasil y lo hizo en el momento justo, llevada de la mano por la veteranía de Rafael Márquez y el compromiso de un conjunto luchador.

La victoria 1-3 ante Croacia terminó de dejar claro que el equipo de Miguel Herrera ya dejó atrás las dudas de la eliminatoria, ese gran miedo que asaltaba a un país que llegó a trompicones al Mundial.

El Tri volvió a repetir el coraje que evidenció ante el anfitrión de la cita la semana anterior (0-0) pero esta vez no se recostó en Guillermo Ochoa para puntuar, sino que tuvo el arrebato de encarar a la también urgida Croacia y despedirla sin miramientos de la Copa.

Con un Luka Modric desenchufado el motor croata nunca logró arrancar ayer, víctima primero del juego físico mexicano y más tarde de las rentas individuales que sus principales referentes terminaron por dejarle en el campo.

Solo Rakitic, Srna o Perisic quisieron dar la cara por los balcánicos, los demás se encargaron de darle a Croacia esa cara de desahucio con la que se despidió de Brasil.

De eso se dio cuenta el técnico Niko Kovac, quien para el complemento quiso aflojar un poco el control del mediocampo en busca de más piernas arriba, una movida que al final pagó con la sentencia de tres goles en solo 10 minutos.

Andrés Guardado (18) volvió a demostrar su valía en el funcionamiento del Tri . Aquí anticipa al volante croata Perisic´. | AFP
Andrés Guardado (18) volvió a demostrar su valía en el funcionamiento del Tri . Aquí anticipa al volante croata Perisic´. | AFP

Inspiración veterana. Hasta el minuto 72 de partido, el segundo tiempo del pulso entre aztecas y croatas no había ofrecido una sola acción franca de peligro.

Aquel remate de Andrés Guardado que se estrelló en las manos de Srna al 64’ apenas sirvió para engrosar la lista de penales no sancionados en la cita, nada más.

Entonces, apareció Rafael Márquez, el capitán y veterano defensor que quebró el guión establecido con un cabezazo certero que lo cambió todo. Era lo que necesitaba México para crecer y Croacia para terminar de hundirse.

Solo tres minutos después Guardado tuvo su revancha con un veloz contragolpe del mejor Tri que Brasil ha visto. Oribe Peralta envió raso al área y el volante del Valencia cerró la pinza en el área: 0-2.

Después de ahí para Croacia todo fue chapoteo de ahogado. No hubo respuesta para frenar a un rival presa del rush de la superioridad, envalentonado por recobrar la dinámica que tanto había buscado en los meses de la eliminatoria.

Por eso el tercero ya no sorprendió a nadie, solo recargó la batería anímica de un Javier Hernández que al igual que México busca en Brasil su cuota de reivindicación.

El descuento de Perisic (87’) solo alcanzó para romper el invicto azteca, pero dejó intacta la autoridad del nuevo invitado a octavos.