El estadio de São Paulo será la sede el encuentro del próximo 12 de junio

 6 diciembre, 2013
Así lucía en octubre pasado el estadio de São Paulo.
Así lucía en octubre pasado el estadio de São Paulo.

Será hasta abril, dos meses antes de que arranque del Mundial Brasil 2014, cuando finalicen las obras en el estadio de São Paulo, sede del juego inaugural y donde hace una semana fallecieron dos obreros cuando una grúa derribó parte del techo.

El anuncio oficial lo hizo el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien agregó que no tienen un "plan B", ya que confían en que el recinto deportivo esté completamente terminado a mediados de abril.

También conocido como Itaquerao o Corinthians (este equipo lo utilizará luego de la Copa del Mundo), la majestuosa edificación albergará el partido inaugural del Mundial, el 12 de junio, el cual tendrá a la anfitriona Selección de Brasil como uno de los equipos que pisarán su gramilla por primera vez.

El estadio tiene capacidad para 65,807 aficionados, según información de la FIFA.

Además del primer encuentro, el Itaquerao también se usará en otros cuatro juegos del Mundial (19, 23 y 26 de junio y 1 de julio), así como en la semifinal del miércoles 9 de julio.

Los aficionados que deseen un lugar para ver a Brasil y a su rival del 12 de junio, deberán desembolsar entre $220 y $495, precios de las entradas para ese día.

Pero si lo que desean es disfrutar de la final del Mundial en el imponente Maracaná, el 13 de julio, tendrán que pagar entre ¢440 y ¢990.