El técnico de Brasil asegura que el encuentro ante Chile fue un guerra, la cual fue tan equilibrada que terminó en tanda de penales

 28 junio, 2014

Belo Horizonte

Luiz Felipe Scolari celebra junto a Neymar el triunfo de Brasil ante Chile.
Luiz Felipe Scolari celebra junto a Neymar el triunfo de Brasil ante Chile.

El seleccionador brasileño Luiz Felipe Scolari aseguró este sábado que su clasificación a los cuartos de final del Mundial 2014 fue una "guerra" con Chile, que jugó un partido "equilibrado" que forzó los penales.

"Es un equipo organizado, que tiene buen sistema táctico, buenos jugadores. Creo que fue un juego muy equilibrado, en la posesión del balón, en los remates a gol. Tan equilibrado fue que terminó en penales", dijo el entrenador después del partido en Belo Horizonte (sudeste).

Felipao aseguró que el partido fue una "guerra" y criticó la actitud de algunos integrantes de la comisión técnica en el campo.

"En el banco fue tenso, eran reclamos [chilenos] para el cuarto árbitro, casi invadiendo nuestro lado, casi una guerra", aseguró el técnico al plantear que volverá a su "estilo más agresivo" en los próximos partidos.

"Estamos siendo muy caballeros, muy cordiales, muy educados con los rivales extranjeros. Es hora de cambiar el discurso, es hora de que no seamos más apedrados", zanjó.

Criticó además el arbitraje por una falta fuerte contra Neymar, que no fue penalizada con tarjeta.

Brasil se impuso en los penales a Chile tras empatar 1-1 y ahora enfrentará en cuartos al vencedor del partido Colombia-Uruguay.