El pasado domingo, día en que Costa Rica enfrentó a Grecia por los octavos de final de Brasil 2014, hubo 486 llamadas de denuncia por agresiones domésticas.

Por: German Matamoros S. 2 julio, 2014
Luis Guillermo Solís posó con la tarjeta roja junto a los ministros de Presidencia y Seguridad Pública, Melvin Jiménez y Celso Gamboa.
Luis Guillermo Solís posó con la tarjeta roja junto a los ministros de Presidencia y Seguridad Pública, Melvin Jiménez y Celso Gamboa.

Redacción

Los seleccionados de Costa Rica y el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, se unieron a una campaña para sacarle tarjeta roja a la violencia intrafamiliar a través de un mensaje por sus cuentas de redes sociales.

— Joel Campbell (@joel_campbell12) julio 2, 2014

Más fútbol y deporte... ¡No a la violencia! pic.twitter.com/iBHNPNOwoE

— Celso Borges (@CelsoBorgesCR) julio 3, 2014

La situación surgió luego de que la Fuerza Pública reportó que el pasado domingo, día en que Costa Rica venció a Grecia por los octavos de final del Mundial Brasil 2014, hubo 486 llamadas por violencia doméstica, lo cual representa un aumento de 150 en comparación en días cuando no hay encuentros.

En un comunicado de prensa, la ministra de la Condición de la Mujer y presidenta ejecutiva del Inamu, Alejandra Mora, señaló que no se puede responsabilizar por completo al futbol por determinados casos de violencia doméstica, pero en ciertos momentos de frustración o ira, sumado al posible consumo de alcohol, se pueden exarcerbar actitudes violentas.

Un caso similar se presenta en Inglaterra y llevó a una campaña publicitaria por parte de la agencia BMB que tuvo gran aceptación.

Según los datos del país británico, cuando la selección es eliminada de una Copa del Mundo, las cifras de abusos incrementan un 38%.

El video muestra a una mujer nerviosa viendo un encuentro de Inglaterra, esperanzada en que hubiera un triunfo para que su pareja no la agrediera.