El réferi costarricense Greivin Porras aseguró que los errores del línea fueron muy evidentes

Por: Fiorella Masís 13 junio, 2014

Redacción

Giovanni Dos Santos reclama la decisión del árbitro asistente tras anotar el primer gol de México, que finalmente fue anulado.
Giovanni Dos Santos reclama la decisión del árbitro asistente tras anotar el primer gol de México, que finalmente fue anulado.

La Selección de México se convirtió en la segunda víctima del Mundial 2014, debido a los gruesos errores arbitrales que empiezan a ser protagonistas.

El jueves Croacia sufrió por un penal inexistente que pitó el réferi japonés Yuichi Nishimora a favor de Brasil, pero hoy el turno fue para el equipo azteca.

Durante el primer tiempo que disputaron los mexicanos ante Camerún, tuvieron la mala fortuna al ver como el línea les anuló dos goles legítimos, según el criterio del árbitro costarricense Greivin Porras.

"En general hoy hemos tenido la nota gris, y quienes se han robado el show lamentablemente son ellos (los árbitros). Uno no se explica, no se que observaron en esos dos goles", analizó Porras.

Las dos anotaciones fueron concretadas por Giovanni Dos Santos, quien al 10' remató solo ante el portero camerunés Itanjde, pero se pitó posición prohibida. Inexistente.

Dos Santos apareció nuevamente en el área tras un cobro de tiro de esquina y de cabeza envió la pelota al fondo, se corría el minuto 29' cuando nuevamente se levantó el banderín para declarar fuera de juego. Otra vez se falló.

"Los errores son muy evidentes, pero principalmente en el segundo gol. En los saques de esquina no hay fuera de juego, excepto si hay una segunda jugada donde la toque un mexicano, pero en esta acción viene directa del tiro de esquina, y en todo caso, quien la toca es un camerunés, no sé que observaron...", agregó Porras, quien aclaró que la anulación del tanto de Camerún sí estuvo correcta.

Es así como tras apenas dos juegos del Mundial 2014, los árbitros han tomado un papel de villanos en Brasil.