Zaguero Giorgio Chiellini acusó al delantero charrúa de haberlo mordido

 25 junio, 2014

Natal. AP y AFP. Luis Suárez fue acusado por Giorgio Chiellini de haberlo mordido en el partido en el que Uruguay eliminó a Italia.

Suárez y Chiellini cayeron en el área italiana alrededor de los 80 minutos, y en las repeticiones de televisión se vio al charrúa enterrar la boca por un instante en el hombro izquierdo del azzurro.

El zaguero cayó al suelo y después reclamó ante el árbitro Marco Rodríguez, abriéndose el cuello de la camiseta para mostrarle la mordida en el hombro, pero el mexicano no tomó medidas. Suárez, por su parte, se agarró la boca, haciendo gestos de dolor.

Poco después, Diego Godín anotó de cabeza el 1-0 de los suramericanos, que los clasificó a los octavos de final y eliminó a Italia.

“Es ridículo que no hayan expulsado a Suárez. Fue totalmente claro, incluso tengo una marca” (de la mordida), afirmó Chiellini tras el partido.

“Suárez es un baboso. Veremos si tienen el coraje de utilizar la prueba del video en su contra” , se quejó el italiano.

El uruguayo, de 27 años, fue suspendido por siete partidos en Holanda, con el Ajax, en 2010, por morder a un jugador; luego por 10 en la Premier inglesa, con el Liverpool, en 2013 por morder a otro rival

Por su parte, Suárez sostuvo que fue el italiano quien le golpeó y le restó importtancia a lo sucedido.

Al minuto 80, Giorgio Chiellini y Luis Suárez cayeron en el área italiana. La acción no fue sancionada por el árbitro Marco | XFGH XFGHS
Al minuto 80, Giorgio Chiellini y Luis Suárez cayeron en el área italiana. La acción no fue sancionada por el árbitro Marco | XFGH XFGHS

“Son situaciones que pasan adentro de la cancha, estábamos los dos justo ahí adentro del área, él me pechó con el hombro de él, así me quedó a mí el ojo también", sostuvo el jugador en declaraciones

El técnico de Uruguay, Oscar Tabárez, defendió a rajatabla a su estelar delantero, que podría encarar una sanción de la FIFA para el resto del Mundial.

La FIFA puede suspender a futbolistas hasta por dos años por casos disciplinarios graves. El organismo rector no comentó de inmediato al respecto.

Este año, el presidente de la FIFA Joseph Blatter dijo que la evidencia de video puede aportar mucho al fair play .