27 junio, 2014

São Paulo. AFP. “Es formidable haber clasificado” a octavos de final, celebró ayer el técnico de Estados Unidos, el alemán Jürgens Klinsmann, tras la derrota de su equipo ante Alemania (1-0), pero que igual le dio el boleto a la segunda ronda de Brasil-2014.

Klinsmann celebra con los aficionados el pase a octavos. | EFE
Klinsmann celebra con los aficionados el pase a octavos. | EFE

“Es un resultado formidable para nosotros. Este era un partido complicado de jugar, porque nos alcanzaba con empatar para clasificar”, reconoció el timonel.

“En los primeros 25 minutos, nos tuvieron cercados en nuestro campo, pero después lograrmos adelantar un poco las líneas y salir del acoso al que nos sometieron”, explicó Klinsmann.

El estretaga aseguró que la clasificación es “fantástica” para la selección que dirige y un aliciente de cara a los octavos de final.

“Tenemos un equipo muy fuerte, con jugadores que realmente quieren triunfar. Me hubiera gustado que generáramos algunas ocasiones más de gol, pero igualmente el resultado es bárbaro para nosotros”, destacó.

A pesar de la alegría que lo embargaba tras el juego de ayer, Klinsmann afirmó que debían pasar pronto la página y comenzar a pensar en el encuentro del próximo martes ante Bélgica.

“Ahora comienza otro torneo y el escenario es claro: o ganas o te marchas a casa”, sentenció.

También tuvo elogio para su compatriota Thomas Müeller, autor del gol de la victoria alemana.

“Cualquier equipo del mundo querría tener a Thomas Müller. Tiene una capacidad de definición que asombra”, resaltó.