El partido se jugó bajo una tormenta de nieve y a menos de ocho grados centígrados

Por: José Fernando Araya N. 22 marzo, 2013

San José (Redacción). Los jugadores de la Selección Nacional salieron bastante molestos ante la negativa del árbitro salvadoreño Joel Aguilar de suspender el juego ante los Estados Unidos por la tormenta de nieve que cayó durante el partido eliminatorio.

El partido, que terminó con un triunfo por la mínima de los Estados Unidos, se jugó bajo una fuerte tormenta de nieve y con una temperatura promedio de -8C°.

“¿Qué se va a hablar? Sabemos que en condiciones normales, ellos no nos ganan”, indicó bastante molesto  Álvaro Saborío, tras la salida del campo.

Por su parte, el capitán de la Tricolor Bryan Ruiz, manifestó que nunca había disputado un encuentro bajo estas condiciones climáticas.

“El partido tenía que haberse suspendido desde el minuto 15 de la primera parte, fue un relajo. Yo nunca había jugado bajo estas condiciones”, explicó el jugador del Fulham de Inglaterra.

El portero Keilor Navas declaró que las condiciones dificultaron mucho el accionar de la Sele.

“Nos vamos tristes. El partido tenía que haberse parado y el árbitro lo sabía, pero no hizo nada”, concluyó el portero del Levante.

El jerarca de la Federación Costarricense de Futbol, Eduardo Li, indicó que salen con un “sin sabor increíble” y afirmó que la decisión de suspender o no el juego, era solamente del árbitro central.

“Cuando se suspendió el partido nos llevaron a una reunión con los personeros de FIFA para ver que pasaba con el juego y en ese mismo momento volvieron a reanudar el partido”, indicó el jerarca de la Fedefut.

Incluso, la capa de nieve llegó a tener un grosor de entre una y dos pulgadas.

El próximo juego de la Tricolor será el martes ante Jamaica en el Estadio Nacional.

Etiquetado como: