Bryan Ruiz dijo que el grupo desde siempre se había creído que podía hacer historia

Por: David Goldberg J. 21 junio, 2014

Recife. Tras desatar la euforia en el camerino, lugar donde se quedan las historias íntimas y se cuajan las victorias para la eternidad, como la de ayer, los seleccionados costarricenses dejaron claro que su objetivo en el Mundial de Brasil es agrandar aún más el mito en el que se convirtieron a partir de esa jornada.

“Había que hacernos sentir, hoy (ayer) demostramos que somos Costa Rica, nosotros sabemos hacia donde queremos ir, vamos a paso lento, pero vamos”, dijo Giancarlo González apenas terminó el compromiso en el Arena Pernambuco.

El defensor apuntó que lo conseguido frente a Uruguay e Italia fue con humildad y mucho trabajo.

“Nosotros hemos respondido en la cancha, ahora la gente sabe no solo quiénes son los jugadores, sino quién es Costa Rica, corremos en la cancha por nuestros compañeros, nuestras familias y por todo un pueblo que nos apoya”, añadió.

Según Bryan Ruiz, quien ayer consiguió el único tanto del compromiso, el equipo se preparó mucho para llegar a este momento.

“Esta es una de las cosas con las que uno sueña, todo el grupo quería hacer historia luego de la primera victoria contra Uruguay, siempre tuvimos fe en que podíamos”, indicó el capitán de la Tricolor .

Por su parte, Marcos Ureña expresó que ya era hora de superar lo que se había hecho en Italia 90, cuando la Selección Nacional pasó a segunda ronda tras una derrota y dos victorias con Suecia y Escocia.

“Ahora hay nuevas generaciones con mucho futuro y talento, y teníamos que demostrarlo en la cancha, esto (victoria) lo vivimos hoy (ayer), pero mañana (hoy) hay que prepararse para el juego con Inglaterra”, añadió el delantero.

Aunque su forma de ser es siempre tan tranquila que parece pausado, Junior Díaz no podía ocultar la satisfacción de la gesta histórica que acaban de conseguir, y en la que él tuvo mucho que ver pues le puso el pase de gol a Ruiz.

“Estamos rompiendo mitos y poniendo nuevos, estamos haciendo historia, para esto hemos trabajado mucho... de repente se me vinieron todos los momentos de mi vida en unos segundos, es increíble esta sensación”, manifestó Díaz.

Dios por delante. Poderoso en fe, así como lo fue ante la fortaleza de Mario Balotelli, el zaguero Óscar Duarte comentó que todo se ha logrado con “la ayuda de Dios”.

“Le doy gracias a Dios y a toda la gente que está con nosotros, estamos muy contentos, hemos luchado y trabajado mucho para esto, es por empeño y Dios que se logra”.

La euforia es tanta en el camerino costarricense que Christian Gamboa no le pone límite a lo que Costa Rica sea capaz de conseguir.

“Esto no es obra de la suerte, esto es por el trabajo de horas extras. Este grupo está para grandes cosas, siempre lo hemos sabido, hoy (ayer) demostramos que queremos llegar largo”, dijo Gamboa tras abandonar el camerino donde se gesta la historia de un mito.