Pinto agregó que Andrea Pirlo es el hombre más peligroso de la Azurra y lo viene analizando hace mucho tiempo, pero se enfoca en todo el equipo

 19 junio, 2014

Recife

Jorge Luis Pinto estuvo este jueves en conferencia de prensa en el estadio Arena Pernambuco, en Recife.
Jorge Luis Pinto estuvo este jueves en conferencia de prensa en el estadio Arena Pernambuco, en Recife.

El técnico de la Selección de Costa Rica, Jorge Luis Pinto, pone atención a cada uno de los jugadores de Italia, pero reconoce que Andrea Pirlo es el jugador más importante de su próximo rival.

"Si encontramos a Buffon en una buena tarde, las sacará todas; si encontramos bien a Andrea Pirlo, va a ser problema en tiros libres y lanzamientos de profundidad. Balotelli igual; nosotros le damos importancia a todos, aunque lógico, algunos lucen más que otros (...)", señaló en conferencia de prensa.

Agregó que para él, Pirlo y De Rossi (Daniele) son los mejores del equipo azul. "Hemos analizado a Pirlo; yo lo vengo analizando desde el 2006 y tenemos que saber contrarrestar las cualidades de él", agregó el colombiano.

Pinto no quiso dar pistas sobre la alineación que utilizará este viernes, por lo que no confirmó si saldrá con el once del partido ante Uruguay. Lo que sí dijo Pinto fue que se siente en un 'juego' con el estratega italiano César Prandelli por adivinarle la nómina con la que saldrá ante la Tricolor.

"Hoy no sé si cambie o no cambie (el once inicial). De pronto estoy en un juego con Prandelli; él me adivina o yo le adivino a él y de ahí dependen algunas cosas".

Finalmente, el timonel de la nacional dijo que deben jugar mejor de como lo hicieron ante los charrúas para poder vencer a la Azurra.

"Esperamos hacer las cosas mejor que ante Uruguay. Siento que el equipo ha ganado confianza. Esperamos ratificar muchas de las cosas futbolísticas que hicimos. Sabemos que enfrentamos a un rival bien difícil, competitivo y muy táctico".

Costa Rica e Italia se miden este viernes a las 10 a. m. en el estadio Arena Pernambuco, en Recife.

Colaboró la periodista Fiorella Masís