El volante argentino afirmó que su selección no debió dejar pasar la oportunidad de coronarse campeón mundial en Brasil.

 13 julio, 2014

Brasil

Los argentinos Javier Mascherano (14) y Martín Demichelis (15) le reclaman al árbitro italiano Nicola Rizzoli.
Los argentinos Javier Mascherano (14) y Martín Demichelis (15) le reclaman al árbitro italiano Nicola Rizzoli.

El volante argentino Javier Mascherano afirmó que el dolor no será pasajero tras perder la final del Mundial ante Alemania por 1-0.

Mascherano, uno de los protagonistas de su selección a lo largo del torneo, demostró estar triste por la derrota y con dignidad aseguró que Argentina tendrá que salir adelante en el futuro.

"El dolor va a ser de por vida porque era nuestra oportunidad, pero habrá que levantar la cabeza", aseguró al terminar el duelo frente al cuadro germano.

También afirmó tener la conciencia tranquila después de haber intentado todo para lograr un título que no consigue desde que Diego Armando Maradona levantara la Copa en el Mundial de México en 1986.

"Me voy con la tranquilidad de haberlo dado todo, era hasta donde podíamos llegar. No tuvimos la puntita de suerte hasta donde nos aguantó el físico", concluyó.

El centrocampista del Barcelona fue pieza clave para que la Albiceleste llegara hasta la final en la Copa del Mundo.