4 julio, 2014

La red ilegal vendía las entradas VIP a 1.000 euros cada una. | AFP
La red ilegal vendía las entradas VIP a 1.000 euros cada una. | AFP

Río de Janeiro. AFP. Un miembro de la FIFA es sospechoso de estar en el origen de una red de reventa ilegal de miles de entradas del Mundial, informó ayer la policía brasileña, que pidió ayuda a la organización para identificarlo.

El integrante de la FIFA, alojado en el lujoso hotel Copacabana Palace de Rio, entregaba entradas de cortesía en las tribunas VIP, destinadas originalmente a ONG, patrocinadores y familiares de jugadores, a la subsidiaria Match Hospitality.

Match las entregaba a su vez a un francoargelino con altos contactos en el mundo del fútbol, Mohamadou Lamine Fofana, que las revendía por unos 1.000 euros cada una, a veces a través de varias agencias de turismo.

El sistema ilegal habría funcionado durante los últimos cuatro mundiales, según la policía.

Once personas fueron detenidas el martes, incluido Fofana.

El fiscal de Rio de Janeiro Marcos Kac indicó que se investiga también el papel de las federaciones de Argentina, España y Brasil, en la eventual reventa de ingresos de cortesía.

Etiquetado como: