El delantero tuvo que abandonar la práctica de ayer pero asegura que se encuentra bien

 16 junio, 2014

Teresõpolis. AFP El atacante brasileño Hulk aseguró que espera estar al 100% para el encuentro Brasil-México en la Copa del Mundo, después de que tuviera que abandonar el entrenamiento de este domingo por dolores musculares.

El jugador del Zenit de San Petersburgo ruso hizo un bonito gol en pared con Neymar y enseguida dejó la gramilla del centro de entrenamiento de Brasil en Teresópolis (sudeste), se sentó en el banco con las manos en el rostro visiblemente dolorido y caminó lentamente hacia el vestuario acompañado por un fisioterapeuta, cabizbajo y tocándose el muslo izquierdo.

“El dolor es en el muslo posterior izquierdo, ya tiene unos días ahí, pero no me impidió jugar el primer partido y si Dios quiere no me impedirá jugar el próximo juego y entrar al campo”, dijo el delantero en una rueda de prensa posterior al entrenamiento.

“Hice dos finalizaciones y sentí una incomodidad. Salí por precaución y espero no tener problemas. Vale todo en una Copa, espero no sea nada de más. Quien va a decidir (si juego) es Felipao (Scolari). Quiero jugar todos los compromisos. Voy a tratar de poder llegar el martes y entrar al campo para ayudar a la selección”, añadió.

Al salir del campo, Ramires entró en su lugar.

Hulk se lamenta en el banquillo luego de tener que abandonar la práctica de Brasil ayer, debido a un dolor en el muslo izquierdo. | EFE
Hulk se lamenta en el banquillo luego de tener que abandonar la práctica de Brasil ayer, debido a un dolor en el muslo izquierdo. | EFE

“Vamos a conversar y ver qué es mejor para la selección. Soy un jugador que busca ayudar al máximo. Pedí a Dios para no tener una contusión. Claro que preocupa, pero estamos en manos de excelentes profesionales”, indicó.

Después de una evaluación en la zona del dolor, los médicos de la selección brasileña garantizaron que Hulk podrá disputar el partido del martes en Fortaleza, donde es un ídolo por haber nacido en esa pobre región del nordeste brasileño.

“Salí cabizbajo porque quiero disputar todos los juegos, pero después conversé con estos profesionales de experiencia y me sentí aliviado. Me dijeron que me quedara tranquilo, que no es nada de más. Estamos haciendo un buen tratamiento”, explicó.

El atacante, quien estuvo apagado en el partido inaugural del mundial ante Croacia (victoria brasileña por 3-1), ya había abandonado un entrenamiento más temprano el lunes anterior.

El colectivo de este domingo duró apenas 30 minutos con victoria 3-2 para los titulares sobre los reservas.

Jo abrió el marcador para los reservas después de un cobro de falta rápida de Willian que suspendió a la zaga titular, pero Luiz Gustavo empató poco después con un cabezazo certero.

Hulk anotó el gol para remontar, ante de salir, y después Neymar anotó el tercero. Willian descontó con un lindo tiro libre.

En el entrenamiento, Neymar y Dani Alves mostraron también su nuevo cabello: el atacante se tiñó de rubio y el lateral de plateado.

La tarde del domingo, los jugadores embarcaron para Fortaleza y reconocerán el estadio Castelao hoy a las 12:15 p. m.