Robben recordó que en el 2008 perdieron con Rusia después de golear a Italia y Francia

 18 junio, 2014

Porto Alegre. EFE Después de exhibirse ante España, Holanda buscará certificar hoy, a las 10 a. m. (hora tica), ante Australia el primer puesto del grupo B, donde el conjunto de Ange Postecoglou podría perder todas sus opciones de continuar en el Mundial de Brasil 2014.

El cuadro de Louis van Gaal está eufórico después de su estreno mundialista. Consiguió uno de los resultados más sorprendentes de la primera jornada de la fase de grupos para dejar a un gran rival y actual monarca al borde del abismo.

Sin embargo, algunas voces en la concentración holandesa aseguran que todos tienen los pies en el suelo. Arjen Robben, uno de los grandes protagonistas, afirmó que no ve que nadie en su equipo tenga “la cabeza en las nubes”.

Holanda y Australia
Holanda y Australia

El recuerdo de algunas caídas históricas de Holanda aún está fresco y –recordó el extremo del Bayern de Múnich– en la Eurocopa de 2008, después de ganar 3-0 a Italia y 4-1 a Francia, perdieron por sorpresa contra Rusia en los cuartos de final del torneo.

Por eso, nadie en Holanda quiere confiarse antes del enfrentamiento teóricamente más accesible de la primera fase.

Al frente de todo el éxito inicial se encuentra Van Gaal, que sabe que con una victoria frente a Australia, Holanda prácticamente tendría asegurado el liderato y habrá cumplido con la misión de evitar a Brasil en octavos de final, siempre que los anfitriones acaben en el puesto más alto de su grupo.

El técnico holandés, que se plantea cambiar el sistema con el que derrotó a España (5-3-2 por un 4-3-3) afrontará el segundo duelo sin bajas. Solo dos de sus futbolistas, Daley Blind y Ron Vlaar, tienen algunas molestias físicas: el primero, un golpe en una rodilla; el segundo sufre molestias musculares en un muslo. Sin embargo, ninguno tendrá problemas para intentar sellar el primer puesto.

Australia querrá evitarlo. Primero, por ella misma. Una derrota dejaría su casillero en cero puntos a falta de un partido y podría estar eliminada al final de la jornada.

Mark Bresciano declaró que su equipo tendrá más oportunidades que España porque Holanda se abrirá más en el campo porque utilizará un sistema más ofensivo.