La Oranje espera por fin poner una estrella en su escudo ahora con Louis van Gaal

 8 julio, 2014

Río de Janeiro. AP Cada paso que da Holanda en el Mundial es como si colocara una pieza que ensambla perfectamente con otra. Solo les falta completar el rompecabezas.

Argentina es el obstáculo que se interpone entre la selección holandesa y su segunda final consecutiva en una Copa del Mundo. El título, que parecía un sueño antes de empezar el torneo, es posible.

Para el trío holandés de estrellas formado por Arjen Robben, Wesley Sneijder y Robin van Persie (todos con 30 años), será probablemente la última oportunidad de dar a su país ese título que dejó escapar tres veces de la mano y hacer, de alguna forma, las paces con el pasado.

“Cuando llegamos a Brasil la prensa holandesa decía que ni siquiera íbamos a pasar la primera fase. Lo importante es que los jugadores siguen tranquilos y centrados, sé que tengo un equipo muy bueno en mis manos, que puede hacer buenos partidos ante cualquier rival y en cualquier situación”, dijo Louis van Gaal tras el triunfo contra México por los octavos de final.

Robin van Persie llegó ayer junto al resto de la selección holandesa a São Paulo, sede el choque de semifinales ante Argentina mañana. | EFE
Robin van Persie llegó ayer junto al resto de la selección holandesa a São Paulo, sede el choque de semifinales ante Argentina mañana. | EFE

Recorrido. Holanda empezó a dibujar el círculo que quiere cerrar en el Maracaná temprano. La goleada 5-1 contra España en su debut lanzó un aviso de que el renovado equipo tulipán había encontrado un nuevo estilo tan letal como efectivo.

El sabor de aquella victoria fue doblemente dulce por ser precisamente España, el combinado que le arrebató la gloria en Sudáfrica 2010, la primera en probar la medicina del doctor Van Gaal.

La marcha en el grupo fue perfecta tras sendas victorias contra Australia y Chile. Pero es cierto que Holanda sufrió en los octavos y cuartos de final: contra México remontó en los últimos cinco minutos un partido que tenía perdido; frente a Costa Rica, en cuartos, no pudo batir a Keylor Navas y logró el pase en la agónica definición de los penales.

Holanda, con 12 dianas, es el máximo goleador de la competición junto a la eliminada Colombia. El renovado equipo de Van Gaal cuenta con solo siete de los 23 futbolistas que disputaron el anterior Mundial. Sí repite su trío de figuras, pero la columna vertebral de la selección está formada por 10 jugadores de la liga holandesa, fundamentalmente de Ajax y el Feyenoord.

“En términos de espíritu de equipo y unión, este es el mejor grupo con el que he trabajado. Somos un equipo muy difícil de ganar ”, dijo Van Gaal después del triunfo sobre Costa Rica.

Holanda se ejercitó ayer a puerta cerrada en Sao Paulo con algunos jugadores tocados, entre ellos el central titular Ron Vlaar, así como Leroy Fer y Nigel de Jong, casi descartados.