Cafeteros regresan a la Copa del Mundo, 16 años después, y sin tres de sus titulares

 14 junio, 2014

Cotía (Sao Paulo, Brasil) EFE Grecia, un equipo amparado en su solidez, pone a prueba las expectativas de Colombia, en su regreso a un Mundial tras 16 años de ausencia.

El técnico José Néstor Pekerman (derecha) se suma a la práctica de la selección colombiana ayer en el estadio Mineirao. | AGENCIA O GLOBO
El técnico José Néstor Pekerman (derecha) se suma a la práctica de la selección colombiana ayer en el estadio Mineirao. | AGENCIA O GLOBO

Ataviado por sus méritos con la condición de cabeza de serie, el equipo suramericano pretende rentabilizar el talento de una generación asentada en el fútbol internacional para hacer historia y superar la barrera de los octavos de final, su tope hasta el momento.

Sin embargo, el conjunto que entrena José Pekerman ha sido castigado por las lesiones antes y después de llegar a Brasil.

Aldo Leao fue el último golpe encajado por Colombia, que por el camino perdió a Luis Amaranto Perea, Luis Fernando Muriel, Edwin Valencia y, sobre todo, su gran referente, Radamel Falcao.

Tres de ellos tenían un puesto fijo en el once inicial colombiano, pero si de algo puede presumir esta nueva Colombia es de la cantidad de efectivos que maneja.

Colombia, que solo ganó uno de sus tres primeros partidos en sus cuatro participaciones mundialistas previas, en Italia'90, aspira a iniciar con buen pie su recorrido en Brasil 2014.

Dura prueba. Hoy, en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte (10 a.m., hora de Costa Rica), Grecia pondrá a prueba al equipo de Pekerman.

El bloque heleno entrará en escena por tercera vez en su historia en una fase final de este torneo.

No sobra fútbol al equipo que entrena el portugués Fernando Santos, pero es un conjunto siempre maleable, competitivo hasta el final y capaz de frustrar las aspiraciones de cualquiera.

Sabe el equipo de Fernando Santos que tiene ante sí una gran oportunidad de hacer historia.

El compromiso con sus colores es el gran arma de una selección batalladora que tiene en la solidez y en el ataque sus grandes bazas.

El delantero Kostas Mitroglou, del Fulham inglés, es su gran referente. Fue el artífice de la clasificación de su selección en la repesca ante Bosnia.

Le auxilian Giorgios Samaras, del Celtic y Dimitris Salpingidis, del PAOK.

Solo en una ocasión coincidieron sobre el terreno de juego Colombia y Grecia, pero no fue en un partido oficial. Fue en un amistoso disputado en 1994, cuando el cuadro sudamericano ganó por 2-0.