Un obrero murió tras un accidente en la construcción de este reducto deportivo que albergará el partido inaugural de este certamen.

 4 abril, 2014

Río de Janeiro

El 15 de marzo, jugadores del Corinthians realizaron una práctica sobre la gramilla del estadio Itaquerao, en Sao Paulo, el cual aún no se ha concluido, pese a que será utilizado en el Mundial de Brasil 2014.
El 15 de marzo, jugadores del Corinthians realizaron una práctica sobre la gramilla del estadio Itaquerao, en Sao Paulo, el cual aún no se ha concluido, pese a que será utilizado en el Mundial de Brasil 2014.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, aseguró este viernes que el estadio Arena Corinthians, que será la sede del primer partido del Mundial de Brasil 2014, estará preparado para acoger eventos a mitad de mayo.

Valcke se expresó así a través de un artículo en el sitio oficial de la FIFA en el que afirma confiar que la muerte de un operario el pasado 29 de mayo que trabajaba en el montaje de los graderíos temporales no alterará el calendario de construcción del estadio de Sao Paulo y por tanto no retrasará su apertura.

El dirigente del máximo organismo regulador del futbol mundial también transmitió sus condolencias a la familia del trabajador y aseguró que la seguridad es un elemento esencial y de la mayor prioridad para la FIFA, tanto durante la construcción como durante la celebración del Mundial.

El accidente obligó a las autoridades brasileñas a suspender parcialmente parte de las obras en el estadio hasta que la constructora demuestre haber adoptado medidas de seguridad para garantizar la vida a los trabajadores.

La fiscalía brasileña planteó el jueves la posibilidad de cerrar parcialmente el estadio, incluso durante el torneo, en caso de que los constructores no cumplan con las normas de seguridad exigidas por la legislación brasileña.

En este sentido, responsables del cuerpo de bomberos afirmaron tras una inspección realizada el pasado martes que el recinto no presenta las garantías de seguridad necesarias para recibir público.

Valcke comentó asimismo que las cosas se están desarrollando muy rápido en los estadios de Curitiba y Porto Alegre, dos de los que se encuentran más retrasados y que suponen para el organismo los otros dos desafíos de cara a la organización del Mundial.

El estadio Arena da Baixada de Curitiba, una de las doce sedes del Mundial de Brasil, albergó el pasado 29 de marzo su primer partido todavía sin que hubiesen concluido las obras ni la instalación de todos los asientos.

Los retrasos en la construcción de este estadio preocuparon especialmente a la FIFA que se llegó a plantear la posibilidad de excluirlo de las sedes del Mundial.

El estadio será inaugurado sin la planeada cobertura retráctil para que pueda ser entregado dentro del plazo exigido.

Etiquetado como: