“Yo me voy para Brasil con otras esposas de los jugadores”, dijo emocionada, sin poder contener su alegría, Grettel Moraga, esposa de Michael Umaña.

 20 junio, 2014
La familia del jugador costarricense Michael Umaña celebral el gol, en Santa Ana.
La familia del jugador costarricense Michael Umaña celebral el gol, en Santa Ana.

“Yo me voy para Brasil con otras esposas de los jugadores”, dijo emocionada, sin poder contener su alegría, Grettel Moraga, esposa de Michael Umaña.

Ella vio, junto con la familia del jugador, el partido en el que la Selección de Costa Rica clasificó a octavos de final en el Mundial Brasil 2014, tras derrotar, 1 a 0, a Italia.

“Hoy mismo empezaré a hacer los trámites para poder irme”, dijo sin poder explicar exactamente las emociones que la embargaban.

“Es un gran orgullo porque, si Michael juega el próximo partido, empata a Luis Antonio Marín como el tico con más partidos jugados en mundiales”, explicó.

Además, como ya Costa Rica clasificó, hay posibilidades de jugar otro partido adicional, con lo cual rompería ese récord de seis partidos jugados.

Consultado sobre cómo jugó su hijo, Rodolfo Umaña dijo que el defensa costarricense jugó por el amor a la camiseta.

“Antes de que Michael se fuera para Brasil le dije que jugara por ese amor y eso fue lo que yo le vi hoy”, sostuvo.

Los familiares de Umaña, que se encuentran en su residencia en Santa Ana, celebrarán el triunfo de la Tricolor ahí.