Buscará seguir los pasos de Brasil e Italia y ganar su segundo Mundial consecutivo

 10 junio, 2014

La Roja va por busca su cuarto cetro grande al hilo, algo inédito. | ARCHIVO.
La Roja va por busca su cuarto cetro grande al hilo, algo inédito. | ARCHIVO.

Curitiba España afrontará en Brasil 2014 el desafío más grande de su historia: ser la primera selección europea en ganar el Mundial en suelo americano y la posibilidad de emular a Brasil e Italia como los únicos equipos que fueron capaces de ganar el torneo en dos ediciones consecutivas, hace ya más de medio siglo atrás.

Ya concentrada en Curitiba, la campeona del mundo de Sudáfrica 2010 se erigió como un bloque incontestable no solo en esa cita sino también en las dos Eurocopas más recientes, en Austria y Suiza 2008 y en Polonia y Ucrania 2012, en las que ocupó el primer escalón del podio, el mismo objetivo que se plantea en el torneo intercontinental en terreno brasileño.

En las 19 ediciones anteriores, el camino de los dos trofeos seguidos ya lo han trazado Italia y Brasil en una ocasión. La primera lo logró entre Italia 1934 y Francia 1938, capitaneada por Giuseppe Meazza cuando redondeó esa hazaña con la victoria el 19 de junio de 1938 ante Hungría (4-2) en el estadio Olímpico de París.

Brasil repitió esa proeza entre Suecia 1958 y Chile 1962, con Pelé, Garrincha, Mario Zagallo... En el primer torneo superó en la final a Suecia por 5-2 en Solna, el 29 de junio de 1958; en el segundo doblegó a Checoslovaquia (3-1) en Santiago de Chile, el 17 de junio de 1962.

Además, ninguno de los diez títulos mundiales europeos fue en América. Ni los cuatro de Italia (Alemania 2006, España 1982, Francia 1938 e Italia 1934) ni los tres de Alemania (Italia 1990, Alemania 1974 y Suiza 1954) ni el de España (Sudáfrica 2010), ni el de Inglaterra (Inglaterra 1966), ni el de Francia (en la cita de Francia 1998) .

Todos los precedentes anteriores en ese continente (siete) terminaron en manos de las selecciones “locales”.

Brasil se impuso en tres de ellos (Estados Unidos 1994, México 1970 y Chile 1962); Argentina en dos (México 1986 y Argentina 1978) y Uruguay en otros dos (Brasil 1950 y Uruguay 1930). Todos americanos.

El seleccionador español, Vicente del Bosque, dirigió el lunes la práctica en Curitiba, Brasil. El delantero David Silva (a su lado) fue parte del entrenamiento de la Roja en suelo brasileño. | EFE
El seleccionador español, Vicente del Bosque, dirigió el lunes la práctica en Curitiba, Brasil. El delantero David Silva (a su lado) fue parte del entrenamiento de la Roja en suelo brasileño. | EFE

Ese es ahora el reto para esta España, lograr la victoria en una enorme prueba que no superaron muchas de las selecciones más recordadas de la historia.

Desde Yugoslavia en Montevideo (1930) hasta la Italia de Maldini y Baggio en Estados Unidos (1994), son muchas las historias de fracasos de combinados del Viejo Continente cuando llegan al nuevo.

España no lo logró en Brasil 1950; Checoslovaquia, Hungría o Yugoslavia quedaron en el camino de Chile 1962; o bien Italia y Alemania en el recordado Mundial de México 1970.

Hay más: la Holanda de Johan Neeskens o la Italia de Dino Zoff en Argentina 1978; o la Alemania de Matthaus y la Francia de Platini en la cercana México 1986.