Avanzar dentro del ‘Grupo de la Muerte’ supera lo hecho en el Mundial de Italia 1990

Por: Rodrigo Calvo C. 21 junio, 2014

Hace 24 años, un día como hoy, pero de 1990, Costa Rica se paralizó por la clasificación de la Sele a la segunda ronda del Mundial de Italia, en el mismísimo debut en las Copas.

Aquella vez, los goles de Róger Flores y Hernán Medford en el Luigi Ferraris de Génova, para remontar el marcador y vencer 2-1 a Suecia, fueron históricos e inolvidables para el pueblo futbolero tico.

En el 90, los vikingos acumulaban ocho Mundiales y era considerados uno de los equipos más duros de Europa, tras triunfar en su grupo eliminatorio en forma invicta ante Inglaterra, Polonia y Albania.

Ayer, en el Arena Pernambuco de Recife, Brasil, se alcanzó el mismo pasaje a octavos de final, para situarse entre las 16 mejores selecciones del planeta. Y, nuevamente, en un venerable día 20 de junio.

Sin embargo, el tanto de Bryan Ruiz, para doblegar 1-0 a Gianluigi Buffon y a toda Italia, adquiere mayor dimensión que el verano italiano y pasa a ser el más grande de la historia del balompié nacional.

La hazaña de Brasil 2014 supera la de Italia 90, pues se consiguió en el “Grupo de la Muerte” –uno de los más difíciles de la historia del torneo– ante tres excampeones mundiales y por anticipado, en la segunda fecha de la llave D, cuando aún resta por jugarse un partido que lo puede confirmar en el liderato.

Para la Squadra Azzurra , tetracampeona mundial en 1934, 1938, 1982 y 2006, este revés representa su primera derrota ante un equipo de la Concacaf en una Copa Mundial.

Se dio el lujo de vencer a un país que alzó cuatro copas y tiene a monarcas del 2006, como Buffon y Andrea Pirlo, e indirectamente descalificó a Inglaterra, otra campeona que se coronó en el lejano 1966.

El equipo de Jorge Luis Pinto se había impuesto 3-1 el 14 de junio en Fortaleza a la Celeste , que ganó sus cetros mundiales en 1930 y 1950.

Costa Rica posee seis puntos sobre tres de Italia e Uruguay, y ninguno de Inglaterra, su próximo rival el martes 23 en Belo Horizonte.

A la Tricolor le basta un punto para amarrar la primera casilla, que le permitiría jugar en octavos el domingo 29 de junio, en su retorno a Recife, ante el segundo del grupo C, Costa de Marfil o Japón.

Como dato curioso, Costa Rica nunca perdió un 20 de junio desde 1921. Ganó 2-1 a Suecia en 1990, 2-1 a Jamaica en el 2001, igualó 1-1 con Cuba en el 2004 y ayer superó 1-0 a Italia. ¡Bendito día el 20 de junio!