Alemania y Francia llegan como favoritas ante Argelia y Nigeria en busca de cuartos

 30 junio, 2014

Porto Alegre y Brasilia. EFE y AP. Los últimos dos representantes africanos en el Mundial de Brasil 2014, Argelia y Nigeria, se toparán con dos campeones mundiales, Alemania y Francia, hoy en octavos de final.

Alemania y Argelia protagonizarán unos octavos marcados por la sed de venganza argelina, con ganas de enterrar una historia de pactos del Mundial España 82 y por la necesidad germana de no fallar para seguir adelante en un torneo que no consigue desde hace ya 24 años.

El favoritismo de los hombres de Joachim Löw debería pasar por encima del conjunto africano, una de las sorpresas agradables del Mundial. Sin embargo, el conjunto germano no debe fiarse de un equipo con muchas ganas de cerrar una vieja herida que en el cuadro germano no quieren recordar.

Bastante tienen con centrarse en llegar a la final para levantar el título. Desde el Mundial de Italia 1990 no lo consiguen y desde entonces han alcanzado una final (Corea y Japón 2002), dos semifinales (Alemania 2006 y Sudáfrica 2010) y dos cuartos (Estados Unidos 1994 y Francia 1998).

Argelia y Alemania
Argelia y Alemania

En Alemania, es mejor no rememorar el pacto con Austria de España 1982 para conseguir el único resultado que clasificaba a ambos y eliminaba a Argelia en la fase de grupos. En el estadio de El Molinón, ambos equipos firmaron un 1-0 en una pantomima futbolística que indignó a un público que acabó increpando a unos jugadores que durante 80 minutos decidieron no atacar para conservar ese marcador beneficioso.

Argelia se despidió del Mundial pese a que ganó dos encuentros (Alemania y Chile) y desde entonces guarda esa historia en un cajón que ha abierto 32 años después.

En Brasilia, con un Karim Benzema que no quiere rezagarse en la tabla de goleadores, Francia busca el boleto contra una Nigeria que demostró poder de fuego.

El campeón africano, que viene de perder ante Argentina 3-2, asoma como la mayor prueba para la defensa francesa hasta ahora.

Los franceses Antoine Griezmann, Moussa Sissoko, Paul Pogba, Karim Benzema y Mathieu Valbuena (izq. a der.) ayer en Brasilia. | AFP
Los franceses Antoine Griezmann, Moussa Sissoko, Paul Pogba, Karim Benzema y Mathieu Valbuena (izq. a der.) ayer en Brasilia. | AFP

Les Blues buscan llegar a los cuartos de final por primera ocasión desde 2006, cuando arribaron a esa instancia en Alemania y terminaron perdiendo la final ante Italia. Nigeria va por su primer boleto a la fase de los ocho mejores.

Antes del partido, surgió una disputa por el pago de bonos a los jugadores de Nigeria, quienes incluso amagaron con una huelga. El caso se resolvió la noche del jueves con la intervención del presidente nigeriano Goodluck Jonathan, quien habló con el timonel Stephen Keshi y el capitán Joseph Yobo.

El pleito recordó la disputa a lo interno ocurrida hace cuatro años en la selección francesa, cuyos jugadores amenazaron con no entrenar. Solucionados sus reclamos, los nigerianos comenzaron a pensar en los franceses y en cómo neutralizar a hombres como Benzema.

El choque en el Estadio Nacional de Brasilia se presenta como una oportunidad para que el ariete del Real Madrid ratifique la contundencia que exhibió en los dos primeros partidos, en los que marcó tres dianas.