Por: Gabriel Vargas B. 26 marzo, 2013

La bronca entre jugadores de Belén F. C. y Limón F. C. quedó de momento sin ningún tipo de castigo por parte del Tribunal Disciplinario de la Unafut.

Belemitas y limonenses se fueron a los golpes en el sector de los camerinos del Polideportivo de Belén. Las razones de la gresca aún no están claras.

Sin embargo, el Tribunal solicitó ayer en sesión ordinaria analizar más a fondo la situación y recolectar más pruebas de todo lo que sucedió, ya que no quedaron satisfechos con el informe del árbitro central Hugo Cruz.

Castigos. En tanto, el más afectado con los castigos fue el volante belemita Marco Chávez, quien se perderá los próximos tres juegos por emplear lenguaje grosero contra el cuerpo arbitral.

El limonense Andrey Francis y el cartaginés Paolo Jiménez deberán cumplir un partido de suspensión, ambos por acumular cinco tarjetas amarillas.

Por su parte, al puntarenense Bryan Sánchez se le adjudicó un castigo de dos partidos.

También investigarán los supuestos daños que sufrieron dos vehículos de los árbitros el sábado anterior en San Carlos, en el juego que los locales empataron contra Uruguay de Coronado.

Etiquetado como: