Por: Gabriel Vargas B. 13 junio, 2014

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff (izq) compartió con el jerarca de la FIFA, Joseph Blatter, donde dio la bienvenida al Mundial. | AP
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff (izq) compartió con el jerarca de la FIFA, Joseph Blatter, donde dio la bienvenida al Mundial. | AP

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, invitó a los aficionados de todo el mundo a vivir la fiesta del Mundial, la que llamó “La Copa de las Copas”.

“Será también la Copa por la paz y contra el racismo, la Copa por la inclusión y contra todas las formas de prejuicio, la Copa de la tolerancia, del diálogo, del entendimiento y de la sustentabilidad”, aseguró Rousseff en una carta dirigida a los 32 países que participan en el Mundial.

Según la mandataria brasileña, organizar la Copa del Mundo es un orgullo para su país.

“En todas las 12 ciudades sede de la Copa, los visitantes podrán convivir con un pueblo alegre, generoso y hospitalario. Somos también el país de la música, de las bellezas naturales, de la diversidad cultural, de la armonía étnica y religiosa, del respeto al medio ambiente”, agregó.

Rousseff recordó lo que significa el fútbol para todos los habitantes brasileños, que los hacen desbordar la pasión gracias a las cinco Copas del Mundo que ganaron, y que hace que el fútbol sea una identidad nacional.

“En nombre de 201 millones de brasileñas y brasileños, extiendo la bienvenida a los hinchas de Costa Rica y a todos los visitantes que vengan a Brasil a compartir con nosotros la Copa de las Copas”, terminó su misiva Dilma Rousseff.