El delantero pudo anotar el gol del triunfo para Chile ante Brasil en los octavos de final del Mundial, pero el balón se estrelló en el palo en los tiempos extras

Por: Patricio Altamirano 1 julio, 2014

Redacción

Mauricio Pinilla se tatuó la jugada cuando estrelló el balón en el palo ante Brasil.
Mauricio Pinilla se tatuó la jugada cuando estrelló el balón en el palo ante Brasil.

Transcurría el minuto 119 en el duelo de octavos de final del Mundial entre Brasil y Chile, cuando el atacante Mauricio Pinilla protagonizó una de las jugadas más angustiantes del partido para los anfitriones, cuando el juego estaba igualado 1-1.

El jugador se alió con el delantero Alexis Sánchez, quien sirvió el balón para que Pinilla rematara en los linderos del área. El balón se estrelló en el palo y el desenlace fue fatal para los chilenos en la tanda de penales.

El hecho impactó de tal manera al futbolista del Cágliari de Italia, que decidió tatuarse la acción en su espalda, cuestión que fue replicada por los medios del país andino.

"Parece imposible que cualquier chileno no haya pensando una y otra vez en qué hubiera pasado si el disparo de Mauricio Pinilla entraba y Chile lograba eliminar a Brasil", se recrimina la cadena televisiva 24horas.cl.

Los chilenos mantenían la ilusión de avanzar a los cuartos de final tras eliminar a España en la fase de grupos. Sin embargo, Brasil no dejaría escapar tan fácil su Mundial y se impuso 3-2 en la tanda de penales.

— Marcelo Amigo S (@conejosanchez23) julio 1, 2014