Dar un firme primer paso es vital dentro de la última fase de la eliminatoria de la zona

Por: David Goldberg J. 6 febrero, 2013

El Campeonato Mundial de Brasil 2014 está a “solo” diez escalones; pero es un solo tan irónico que debería inventarse algo más que un entrecomillado para expresarlo a su máxima potencia.

Cada juego de esta hexagonal final de la zona de la Concacaf , la cual empieza hoy, es vital.

Cada punto ganado es un aluvión de ilusiones, puesto que acerca a la cifra mágica.

Cada punto perdido es una masacre de esperanzas, puesto que se achica el margen de error.

De paso, para garantizarse el 100% el boleto directo a suelo brasileño hay que hacer 20 puntos. Es decir, solo se pueden perder diez si lo que se quiere es no depender de una operación matemática.

Es por eso que empezar con un triunfo en el debut (o en el peor de los escenarios, un empate), es fundamental para armarse dentro de la tabla de posiciones.

“No dejar para mañana lo que se puede hacer hoy”, recordó el técnico de la Sele, Jorge Luis Pinto, hace un par de días.

Exacto. ¿En cuántas ocasiones un equipo costarricense, ya sea club o selección, despertó tarde en una competición solo para darse que no le alcanzaba el tiempo ara cumplir con su objetivo?

Más directamente: Costa Rica tiene que sacar algo de su visita de esta noche al estadio Rommel Fernández de Panamá. Ojalá sea un triunfo, por el marcador que sea.

De hacerlo, la motivación de los jugadores crecerá, al igual que la tranquilidad del cuerpo técnico y el apoyo de la afición. Esto también aplica para la dirigencia y la prensa, uniendo así a un grupo de sectores que no siempre están en sincronía. Todos ganan, todos sueñan. A Brasil quieren ir 4,5 millones.

De visita. Ojo, este juego ante los canaleros no es solo importante por ser el primer escollo de los diez que hay que superar si se quiere clasificar con algún retazo de comodidad a la cita brasileña.

Algunos dirán que es a domicilio, por lo que no hay tanta obligación de devolverse a suelo tico con algo dentro de los bolsillos.

Hay que explicarles que esta es quizás la visita más “accesible” que tendrá la Tricolor para alcanzar una victoria en esta fase. Nuevamente, el entrecomillado. La otra, puede ser Jamaica.

No es menosprecio, para nada; solo que las estadísticas y antecedentes recientes demuestran que de los cinco rivales que se enfrentarán en esta hexagonal ahí es donde Costa Rica tuvo los mejores resultados fuera de sus fronteras.

En México, Honduras y Estados Unidos es otra historia completamente distinta que todos conocen.

Por todo esto, iniciar con el pie derecho es casi una obligación.

Etiquetado como: