Por: Carlos Eduardo Vargas 10 julio, 2014
Chirstian Gamboa se ganó el corazón de los guanacastecos. El miércoles regaló cientos de autógrafos.
Chirstian Gamboa se ganó el corazón de los guanacastecos. El miércoles regaló cientos de autógrafos.

Liberia

Al veloz lateral de la Selección Nacional Cristian Gamboa lo introdujeron a la iglesia María Inmaculada, en el centro de Liberia, para evitar que la multitud se hiciera daño al abrirle espacio hasta la tarima principal.

El sacerdote Eithel Masís pidió que se abrieran las puertas del templo y por ahí el defensa subió a la tarima para saludar a una muchedumbre enloquecida. Para los guanacastecos, la del miércoles fue una noche llena de emoción.

Ese fue el tributo que le rindieron a uno de los héroes ticos del Mundial Brasil 2014. Gamboa llegó a la comunidad pasadas las 8 de la noche, luego de un desfile que comenzó en la comunidad de El Salto. En Liberia, confundida entre cientos de aficionados, Sinaí Luna, la orgullosa madre del jugador, no pudo contener las lágrimas. Se emocionó al ver que "su niño" era ovacionado por una multitud.

“La verdad es demasiado el apoyo. Sabíamos que la gente lo iba a recibir, pero no así. El cariño mostrado es demasiado y por eso la emoción me sacó las lágrimas verlo ahí arriba, saludando al pueblo”, dijo la orgullosa madre.

Tras una espera de más de tres horas, finalmente Gamboa llegó de la capital hasta la comunidad de El Salto, donde una bulliciosa caravana con música de cimarona incluida le sirvió de escolta. Antes, en Cañas y Bagaces, muchos habían salido a saludarlo.

El jugador se mostró emocionado. “Me ha sorpendido mucho más que en San José porque esta es mi gente; este es mi pueblo y lo agradezco mucho por más cansado que esté. Uno con este gran cariño olvida todo eso”, dijo Gamboa.

Tras un lento ingreso por la avenida 25 de Julio, donde firmó autógrafos en cuanta camiseta, papel o balón que le pasaron, el lateral llegó a la iglesia.

José Dennis Baltodano, presidente del Concejo Municipal, le comunicó al futbolista el acuerdo municipal que lo declaró “Hijo Predilecto del cantón” por su destacado papel con la Selección Nacional de Fútbol y por poner en alto el nombre de Liberia.

El jugador agradeció el gesto. “Estoy muy agradecido con la gente que ha organizado todo esto. Cuando entré a Liberia, quedé muy impresionado por la cantidad de gente y muy agradecido por este recibimiento. Tengan por seguro que voy a seguir poniendo el nombre de Liberia muy en alto y a decirle al mundo dónde está Liberia. Vamos para adelante”, dijo el seleccionado ante la multitud, que coreó su nombre hasta el cansancio.

Gamboa además fue el homenajeado del partido que ayer disputó el equipo del Municipal Liberia contra el Real España de Honduras, al cual llegó con atraso porque en el parque la gente no lo dejaba marcharse sin un autógrafo.

“Fue lindo venir a verlo. Es un muchacho ejemplar y desde que supe que venía, pensé en asistir a verlo porque se lo merece. Es un liberiano ejemplar”, dijo Ana María Córdoba, del barrio El Capulín.

Según indicó Plácido Gamboa, padre del jugador, su hijo solamente iba a estar la noche de este miércoles, pues hoy debe regresar a la capital para enrumbarse a Noruega.