Los ticos hicieron caso omiso de los pronósticos agoreros al dar un gran batacazo y llegar a cuartos de final, una instancia a la que ningún equipo centroamericano había llegado.

 6 julio, 2014

Salvador de Bahía, Brasil

La sorprendente Costa Rica de Jorge Luis Pinto se despidió de la Copa del Mundo como el equipo que menos goles concedió y deja gratas sensaciones que presagian una entretenida competencia en la Concacaf.

Nadie creía en los costarricenses, emparejados en una inédita llave con tres excampeones del mundo, pero ellos sí creyeron.

En el grupo de la muerte, Costa Rica fue pura vida. Y después le alcanzó para avanzar hasta los cuartos de final, una instancia a la que ningún equipo centroamericano había llegado en el pasado.

“Estamos golpeados pero nos vamos contentos”, aseguró este sábado Pinto tras el final de la tanda de penales contra Holanda, en la que cayeron 4-3 después de un trepidante empate sin goles en 120 minutos.

“Del campeonato y del partido, cosas lindas hemos hecho, cosas importantes, muchos no creían en nosotros, hicimos cosas buenas, competimos de tú a tú con potencias”.

Y vaya que lo hicieron. Los ticos hicieron caso omiso de los pronósticos agoreros al dar el gran batacazo del Mundial, ganando un grupo con Uruguay, Italia e Inglaterra. Después se impusieron en penales a Grecia en octavos tras jugar un buen tramo de ese partido con un hombre menos, y al avanzar rompieron el techo de la famosa selección de Italia 1990.

“Hemos hecho cosas lindas en el Mundial. Muchos no creían en nosotros, hicimos cosas buenas, competimos de tú a tú con potencias”, dijo Jorge Luis Pinto tras el partido contra Holanda en cuartos de final.
“Hemos hecho cosas lindas en el Mundial. Muchos no creían en nosotros, hicimos cosas buenas, competimos de tú a tú con potencias”, dijo Jorge Luis Pinto tras el partido contra Holanda en cuartos de final.

Y ante Holanda mantuvieron el cero en 120 minutos, con lo que cayeron como el equipo que menos goles concedió en este Mundial, apenas dos.

El portero Keylor Navas se confirmó como un maestro de las atajadas a mano cambiada. Uno de los dos goles que encajó fue con un penal y fue elegido la figura del partido en tres de sus cinco encuentros.

“Keylor fue brillante, espectacular, para mí, es el mejor arquero del Mundial”, lo cubrió de elogios su seleccionador.

Como Pinto se encargó de recordar, Costa Rica se va invicta, apenas el segundo equipo de la Concacaf que lo consigue en un Mundial después de México en 1986, cuando jugó de local.

“Hemos dejado una muestra de una organización, de un equipo competitivo, que tiene su comportamiento táctico, que no tuvimos temor de jugar contra potencias, que vino a jugar fútbol”, valoró el estratega nacido en Colombia.

La disciplina que caracteriza a los equipos de Pinto, sumada a la unión del grupo, dejan a Costa Rica en una posición privilegiada para consolidarse como un equipo a temer en la Concacaf, que metió tres de sus selecciones en octavos de final (Estados Unidos, México y Costa Rica), pero sólo los ticos avanzaron a cuartos.

De entrada, la selección del “tico taca” tendrá una inmejorable vitrina en la edición especial de la Copa América Centenario, cuando la Concacaf y la Conmebol organizarán por primera vez el torneo de manera conjunta en Estados Unidos en 2016 con 16 equipos, seis de ellos de la Concacaf.

Gran parte del plantel tiene experiencia en ligas europeas de segunda línea, pero también varias campañas por delante al más alto nivel. El capitán Bryan Ruiz, del PSV Eindhoven y autor de dos goles en Brasil, tiene 28 años y suma ocho temporadas en diferentes ligas del Viejo Continente, mientras que Navas, del Levante español, tiene 27.

La lista sigue. El mediocampista Celso Borges, de 26 años, juega en el AIK Solna de la liega sueca, y el defensor Oscar Duarte, de 25, en el Brujas de Bélgica, por mencionar sólo otros dos ejemplos.

A ellos se suma la irrupción del electrizante Joel Campbell, el joven delantero que es propiedad del Arsenal inglés. Con apenas 21 años se ha fogueado en varias ligas europeas hasta alcanzar lo que se vislumbra como una impresionante presencia física, pues pasó una serie de temporadas a préstamo en Lorient, Betis de Sevilla y Olympiakos. Ahora se espera que el Arsenal le pida regresar para disputar la liga Premier.

“Nos vamos con la frente en alto e invictos...volveremos por más”, prometió Campbell en su cuenta de Twitter.

— Joel Campbell (@joel_campbell12) julio 6, 2014

Pero más que las individualidades, de Costa Rica se destacó el equipo, solidario y disciplinado. Desde el primer momento, el grupo asimiló sin trauma las adversidades, reflejadas en las lesiones que dejaron fuera al lateral Bryan Oviedo, al delantero Álvaro Saborío, el volante Rodney Wallace y al zaguero Heiner Mora.

“Que se sientan orgullosos de la selección”, pidió a los costarricenses Pinto, el primer técnico colombiano que alcanza los cuartos de final. “No hay nada imposible, hemos evolucionado y vienen cosas muy buenas”.