Los pocos ticos que acudirán al estadio se aliaron con el pueblo brasileño para tomar mayor fuerza

Por: David Goldberg J. 29 junio, 2014
Así lucen las afueras del estadio Arena Pernambuco, donde los ticos muestran con orgullo la bandera tricolor.
Así lucen las afueras del estadio Arena Pernambuco, donde los ticos muestran con orgullo la bandera tricolor.

Ticos y brasileños se unen en una sola masa para apoyar a la Selección Nacional en su partido de octavos de final ante Grecia.

Una vez finalizado el partido entre México y Holanda, la afición se hizo presente con mayor fuerza en las afueras del estadio Arena Pernambuco de Recife, Brasil, para el juego de esta tarde.

Los ticos, pese a que menos que en los primeros partidos, se hacen sentir con cánticos y caras pintados y encontraron en la afición brasileña a sus mejores aliados, no así como los griegos, los cuales hay pocos y son bastante calmados.

Uno de los ticos más ansiosos por el partido es Juan Carlos Ruiz, quien con su cuerpo pintado con la bandera Tricolor se hizo famoso en el juego ante Italia, pues en todas las tomas de la televisión su rostro se dejaba ver.

Aficionados de Grecia rumbo al estadio de Pernambuco donde la selección helena se enfrentará a la de Costa Rica.
Aficionados de Grecia rumbo al estadio de Pernambuco donde la selección helena se enfrentará a la de Costa Rica.

"Somos un grupo de 15 personas, todos amigos de toda la vida de chepe (San José), pero ahora vivo en playas del Coco (Guanacaste). Obviamente ganamos y no sé qué hacer si pasamos a cuartos de final, pero al igual que el equipo, voy paso a paso", mencionó Ruiz.

Costa Rica y Grecia disputarán esta tarde el juego por los octavos de final. El ganador del compromiso enfrentará a Holanda en la siguiente fase.