Gol de Thiago Silva llenó de incertidumbre las caras de los cafeteros en el hotel Intercontinental, en Escazú. Siga las incidencias del juego en nuestro Minuto a Minuto.

 4 julio, 2014
Los colombianos se reunieron en el hotel Real Intercontinental para observar el partido contra Brasil.
Los colombianos se reunieron en el hotel Real Intercontinental para observar el partido contra Brasil.

Escazú

Unos 400 colombianos viven con gran tensión el partido que juega la selección de su país contra Brasil en el Mundial del 2014.

El tempranero gol de Thiago Silva, concretado apenas al minuto 7 ante pase de Neymar, ha hecho que los cafeteros se llenen de preocupación.

Los colombianos residentes en Costa Rica se reunieron en los salones Real 1 y 2 del hotel Real Intercontinental, ubicado en Escazú.

Pese a la preocupación que se refleja en sus rostros, los cafeteros no pierden la alegría y se suben sobre las sillas cada vez que un delantero de su país conduce el balón rumbo a la cabaña del portero Julio César.

Entonces aparecen los gritos de “Vamos, vamos” y la algarabía se desata cuando la jugada propicia una llegada peligrosa.

Pero si son los locales los que se enrumban a la portería de David Ospina, entonces el griterío es de preocupación.

Pese a que no apartan los ojos de los televisores, el almuerzo no se detiene. Aunque es un día laboral, muchos se pusieron pelucas con los colores de la bandera de la patria que los vio nacer.