Por: David Goldberg J. 18 junio, 2014

Santos, Brasil. La estadía en Santos va de bondad en bondad para la Selección de Costa Rica .

Aparte de todas las comodidades que la Tricolor tiene en esta ciudad, el famoso club homónimo también le permite utilizar el camerino profesional dentro del estadio Urbano Caldeira, ese en el que tantas veces se cambió Pelé.

Según los propios jugadores esto los motiva en demasía, dado que aducen que inclusive produce una sensación especial.

“He vacilado con los compañeros tocando el campo de Pelé para que se me pegue algo de lo que él hacía”, manifestó Christian Bolaños, con una sonrisa.

En el sitio de Pelé nadie se sienta. | MANUEL MUÑOZ/FEDEFÚTBOL PARA LN
En el sitio de Pelé nadie se sienta. | MANUEL MUÑOZ/FEDEFÚTBOL PARA LN

“La verdad es que es emocionante estar en un lugar donde estuvieron tantas figuras, él, como la más grande”, agregó luego con un gesto un poco más serio.

No obstante, en el espacio de O Rei nadie se sienta. Es una regla tácita. Es así desde que se marchó del equipo en 1974 para jugar con el Cosmos de Estados Unidos.

“Con solo ver la imagen de él todos los días, produce un sentimiento distinto al de estar en cualquier otro camerino. Todos sabemos la clase de jugador que fue”, dijo José Miguel Cubero.

Lo mismo opinó Bryan Ruiz hace unos días, cuando alabó la tradición y la historia que hay en dicho vestuario.

Incluso, los futbolistas contaron que también está intacto el casillero y por eso está cerrado.