Se enfrentan en la segunda jornada con una victoria cada uno en su contabilidad

 17 junio, 2014

El delantero brasileño Neymar se entrenó ayer con el resto del equipo en el estadio Castelao, en Fortaleza, sede del enfrentamiento contra México de esta tarde. El que aún es duda es su compañero de ataque, Hulk. | AFP
El delantero brasileño Neymar se entrenó ayer con el resto del equipo en el estadio Castelao, en Fortaleza, sede del enfrentamiento contra México de esta tarde. El que aún es duda es su compañero de ataque, Hulk. | AFP

Fortaleza, Brasil. AFP Brasil y México jugarán esta tarde (1 p. m.) un partido que promete ser de alto voltaje y en el que el ganador prácticamente se asegurará el primer boleto a octavos de final del Mundial.

Ambos ganaron en sus estrenos en el grupo A, Brasil 3-1 sobre Croacia y México 1-0 ante Camerún. El choque se disputará en el estadio Castelao de Fortaleza.

El turco Cuneyt Cakir será el árbitro del encuentro y pasó a tener un rol central tras la polémica que se generó por los arbitrajes del japonés Yuichi Nishimura en Brasil-Croacia y del colombiano Gilmar Roldán en México-Camerún.

Nishimura fue muy criticado por el controvertido penal que cobró en favor de Brasil cuando el partido ante los croatas estaba igualado 1-1, por una supuesta falta de Dejan Lovren sobre Fred y que le permitió a Neymar anotar su segundo gol y encarrilar el triunfo de los auriverdes.

El colombiano Roldán, por su parte, anuló dos goles que parecían legales al mexicano Giovani dos Santos y tardó 77 minutos en enseñar la única tarjeta amarilla a los cameruneses, pese a que estos recurrieron al juego violento en varias ocasiones.

Brasil y México
Brasil y México

“No puedes competir contra eso, tienes que aceptar las cosas y luchar para que ojalá no pasen ese tipo de circunstancias”, dijo el capitán mexicano, Rafael Márquez.

“Esperemos que todo esté legal. Pero somos humanos, los árbitros también se pueden equivocar”, añadió el azteca Héctor Moreno.

Polémicas arbitrales aparte, el choque también marcará un duelo particular entre el astro Neymar, que porta sobre sus espaldas la ilusión de todo un país de lograr el hexacampeonato mundial, y el mexicano Oribe Peralta, el hombre que con sus goles salvó a México de una debacle histórica y lo condujo al Mundial de Brasil 2014.

Neymar fue la gran figura de Brasil en el debut, en el que anotó dos goles, el del cuestionado penal y el del empate tras una gran jugada personal y un zurdazo esquinado desde fuera del área.

“Estoy feliz con los goles, pero el mérito entero es del equipo que tuvo calma, tranquilidad y poder de reacción para poder remontar”, dijo Neymar tras el debut.

Oribe Peralta, por su parte, anotó el tanto de la victoria de México contra los Leones Indomables con una de sus virtudes, el oportunismo, al aprovechar un rebote del arquero camerunés ante un remate de Giovanni dos Santos.

“Es un gol de todos, todos colaboramos y trabajamos para eso”, dijo el delantero de Torreón (norte de México) tras el choque con Camerún el viernes.