Los brasileños son los únicos campeones que recibieron una paliza por tanto goles

Por: Diego Castillo 8 julio, 2014
Aficionados brasileños se lamentan de la derrota de su equipo ante Alemania, este martes, en el FIFA Fan Fest de São Paulo, durante el partido por las seminifinales del mundial de fútbol 2014 .
Aficionados brasileños se lamentan de la derrota de su equipo ante Alemania, este martes, en el FIFA Fan Fest de São Paulo, durante el partido por las seminifinales del mundial de fútbol 2014 .

Zaire, Haití, Arabia Saudita, El Salvador y Corea del Norte son algunas de las selecciones que cayeron humilladas con rotundas goleadas en los mundiales de fútbol, pero nunca una potencia de la estatura de Brasil había recibido una paliza tan devastadora como el 7-1 que le propinó Alemania este martes.

Los alemanes se bañaron con las lágrimas brasileñas que brotaron desde las graderías del estadio Mineirao o a través de aquellos que por televisión observaban como su Canarinha era aplastada sin piedad, en su propia casa, por la aplanadora teutona durante el partido por la semifinal de la Copa del Mundo 2014.

Con esta desgarradora derrota, el pentacampeón del mundo se mete entre los países perdedores en las mayores goleadas en la historia de las copas mundiales.

Brasil se convirtió en el único campeón y el único anfitrión en recibir una derrota tan aplastante.

La primera paliza en copas del mundo fue en 1938, cuando Suecia avasalló 8-0 a la representación de Cuba, en el Mundial de Francia. En la siguiente cita mundialista, en Brasil 1950, Uruguay aplastó a Bolivia 8-0.

En Suiza 1954, el entonces campeón mundial, Uruguay, volvió a ser protagonista de un goleada para el recuerdo. En esta ocasión, el triunfo fue de 7-0 ante Escocia

El territorio suizo fue tierra fértil para cosechar marcadores abultados, puesto que en esa misma cita mundialista Turquía le ganó 7-0 a Corea del Sur, y Hungría le dio una paliza aún más alarmante a los coreanos, al vencerlos 9-0.

La selección caribeña de Haití sería la próxima víctima de una derrota sin contemplaciones. En la Copa del Mundo Alemania 1974, los haitianos cayeron 7-0 ante Polonia. También en suelo alemán, Yugoslavia le propinó una tunda de 9-0 a los africanos de Zaire.

La mayor goleada de la historia de los mundiales tuvo como protagonista a una selección centroamericana: El Salvador. En el Mundial de España 1982, los salvadoreños recibieron 10 goles de Hungría. El Salvador respondió con un anotación, para un marcador de 10-1.

En torneos más recientes, Alemania aplastó 8-0 a Arabia Saudita en la Copa Mundial Corea/Japón 2002. Y el antecedente más reciente es la victoria sin apelaciones de Portugal 7-0 contra Corea del Norte en Sudáfrica 2010.

Ahora, la selección verde amarela deberá disputar el partido por el tercer lugar, mientras el pueblo brasileño llora los siete goles con marca alemana.

Etiquetado como: