Anfitriones festejan por todo lo alto luego de sufrir en un partido de infarto contra Chile

 29 junio, 2014
Brasileños sufrieron durante casi tres horas, pero luego de vencer a Chile en la serie de penales se lanzaron a la calle a celebrar. | EFE
Brasileños sufrieron durante casi tres horas, pero luego de vencer a Chile en la serie de penales se lanzaron a la calle a celebrar. | EFE

SAO PAULO, BRASIl. AFP Brasil explotó de alegría cuando el palo repelió el último tiro chileno en la tanda de penales, con el que los aficionados ponían fin a casi tres horas de sufrimiento frente al televisor, ya que la selección anfitriona estuvo a punto de quedar eliminada en la serie de octavos del Mundial.

Desde Belo Horizonte, donde se jugó el partido, hasta Río de Janeiro pasando por la capital, Brasilia, se desató la alegría tras contener la adrenalina de un partido muy sufrido para ambas selecciones.

Mientras los jugadores de Brasil lloraban de emoción en el gramado del Mineirao, sus compatriotas celebraban el triunfo en las calles, plazas y parques con bocinas y fuegos artificiales.

En Sao Paulo, unos 25.000 aficionados se reunieron en el Fan Fest que organiza la FIFA en el centro de la ciudad y muchos padecieron más de lo que esperaban en la soleada tarde de ayer.

“Sufrí demasiado. Brasil necesita mejorar mucho. Chile jugó con mucha fuerza”, consideró Paulo García, un hincha brasileño de 45 años que asistió al partido junto a su mujer, Débora Miguel García, que también pasó un mal rato viendo a su equipo bordear la eliminación del Mundial.

“Qué sufrimiento. Fue un juego muy disputado”, afirmó.

Cerca, Adriano Sacón, un brasileño de 40 años, mostraba una torre compuesta por una veintena de aros de plástico, los restos de las 23 cervezas que se tomó durante el partido ante los chilenos.

“Fue un juego muy tenso. No tengo mucha confianza, Brasil tiene que mejorar muchísimo, si no, nos va a matar a todos del corazón”, declaró el aficionado.

Aunque también hubo quien disfrutó de la adrenalina del alargue y los penales, como Nayara Amaral, una joven de 23 años que vio igualmente el partido desde el Fan Fest.

“Me encantó el juego. Fue muy emocionante. Fueron demasiados nervios tener que esperar hasta el último minuto”, aseguró.

La agonía también se sintió en la cancha. El astro brasileño Neymar reconoció que la clasificación de Brasil a cuartos de final fue “muy sufrida” e indicó que el equipo no jugó su mejor partido.

“Fue muy sufrido, perdimos penales, después Julio (César) defendió de nuevo. Fue pura emoción. Lloré después del juego de alegría. Sabemos que no fue uno de nuestros mejores partidos, pero las ganas de vencer que mostramos para pasar de fase fueron muy grandes. Fue mi mayor sufrimiento en fútbol”, indicó el jugador a los periodistas después del partido.

El equipo anfitrión se impuso 3-2 a Chile en la tanda de penales, tras haber empatado 1-1 en los 120 minutos de un dramático partido disputado en Belo Horizonte.

Fiesta en calma. Por su parte, los pocos aficionados chilenos que acudieron a la fiesta organizada en Sao Paulo fueron despedidos con cánticos de “Ciaoooooo”, en referencia a su eliminación del Mundial y la vuelta a casa.

El ambiente, sin embargo, era pacífico y hubo varios aficionados de las diferentes selecciones que se sacaron fotos juntos como recuerdo de la eliminatoria.

“La suerte hoy estuvo con Brasil. El fútbol es así e hicimos un gran gran juego.

“Fue un partido muy emocionante y los dos merecían ganar”, dijo el chileno Alfonso Mena, de 55 años, al finalizar el encuentro.

Por su parte, Cristian Vargas, aficionado de ‘La Roja’ de 37 años, lamentó que Chile no hubiera zanjado el partido en el alargue.

“Fue muy sufrido. Terrible. El tiro de Pinilla al palo era el gol del triunfo. Pero el fútbol es así”, lamentó el aficionado.

Etiquetado como: