Con cinco juegos amistosos comenzó a calentar aún más el ambiente mundialista

 27 mayo, 2014

El zaguero Tom Schnell (5) de Luxemburgo intenta robarle el balón al goleador de Bélgica, Romelu Lukaku ayer en el juego amistoso entre ambas selecciones disputado en el estadio Crystal Arena de Genk, en Bélgica. | EFE
El zaguero Tom Schnell (5) de Luxemburgo intenta robarle el balón al goleador de Bélgica, Romelu Lukaku ayer en el juego amistoso entre ambas selecciones disputado en el estadio Crystal Arena de Genk, en Bélgica. | EFE

Redacción. AFP. El ambiente mundialista comenzó a calentar ayer con los partidos amistosos de cinco selecciones que se preparan para su cita en Brasil.

Bélgica, una se las selecciones llamadas a sorprender en el Mundial, goleó 5-1 a Luxemburgo.

El delantero Romelu Lukaku, que jugó esta temporada en el Everton cedido por el Chelsea, logró un triplete (3’, 23’ y 53’), mientras que completaron la goleada Nacer Chadli (71’) y Kevin de Bruyne, de penal al minuto 91.

Los Diablos Rojos, que jugarán en el grupo H junto a Argelia, Rusia y Corea del Sur, y no pudieron contar aún con su arquero titular Thibaut Courtois, que descansará unos días tras disputar con el Atlético de Madrid la final de la Champions League el pasado sábado.

Antes de viajar a Brasil, el equipo que dirige Marc Wilmots jugará contra Suecia el 1 de junio y con Túnez el 7.

Por su parte, Rusia derrotó a Eslovaquia por 1-0 en San Petersburgo.

El gol del triunfo del equipo que entrena el italiano Fabio Capello lo logró el exdelantero del Sevilla y actualmente en el Zenit de San Petersburgo Alexander Kerzhakov en el tramo final del encuentro, al minuto 82.

Además, Australia, que disputará el Mundial en el grupo B junto a España, Chile y Holanda, empató como local 1-1.

Abrió el marcador Sudáfrica al 13’ por medio de Ayanda Patosi, y empató Tim Cahill en el 14’.

Los australianos mostraron una selección rejuvenecida en el partido de despedida en su país antes de partir mañana hacia Brasil.

En tanto, Irán, rival de Argentina en el Mundial, empató a cero goles en partido de preparación contra Montenegro, disputado en la localidad austriaca de Hartberg, donde está concentrado el equipo que dirige el luso Carlos Queiroz.

En el anterior partido de preparación de Irán, disputado el pasado 18 de mayo contra Bielorrusa, también acabó con empate a cero.

Irán tiene previsto disputar un último encuentro de preparación contra Angola el 30 de mayo, antes de viajar a Brasil.

Por su parte, Camerún se impuso a Macedonia por 2-0 en su primer partido de preparación ayer en Kufstein, en el Tirol austriaco.

La preocupación llegó en el plantel camerunés luego de que Pierre Webó saliera lesionado tras marcar su gol de media chilena, y se lesionara el hombro izquierdo, aunque no dieron más detalles de la gravedad del mal que lo aqueja.