El acuerdo consta de una ley que permite la financiación con capital privado y también el uso de infraestructuras permanentes

 20 febrero, 2014

Río de Janeiro

Jerome Valcke (derecha), secretario general de la FIFA, inspeccionó este lunes el estadio Beira Río de Porto Alegre.
Jerome Valcke (derecha), secretario general de la FIFA, inspeccionó este lunes el estadio Beira Río de Porto Alegre.

Un acuerdo financiero se alcanzó para pagar los costos asociados de estructuras temporales del estadio de Porto Alegre, uno de los doce del Mundial Brasil 2014, según anunció la FIFA este jueves.

"El gobierno del estado de Rio Grande do Sul, el ayuntamiento de Porto Alegre y el Sport Club Internacional alcanzaron un acuerdo el miércoles 19 de febrero por el que se autorizan las estructuras complementarias requeridas para la Copa Mundial", señaló el ente en un comunicado.

El acuerdo consta de una ley que permite la financiación con capital privado y también el uso de infraestructuras permanentes que se pueden volver a utilizar de acuerdo con políticas públicas estatales y municipales.

La semana pasada, el presidente del Internacional, Giovanni Luigi, había advertido que el estadio Beira-Rio corría el riesgo de ser eliminado de la competición porque el club necesitaba unos $12,5 millones para estas instalaciones temporales.

El estadio, cuya reforma costó $142 millones y cuenta con un aforo para 50.000 personas, acogerá cinco partidos del Mundial, cuatro de los cuales en primera fase y el quinto en octavos de final.