El extremo holandés mencionó que salieron de la forma más triste de la Copa del Mundo tras caer en penales contra Argentina.

 9 julio, 2014

Sao Paulo, Brasil

Arjen Robben tuvo muy pocas incursiones de peligro en la semifinal contra Argentina.
Arjen Robben tuvo muy pocas incursiones de peligro en la semifinal contra Argentina.

El delantero holandés Arjen Robben se declaró "decepcionado con la derrota" que marginó a su selección de la final de Brasil 2014, pero destacó que tienen pocos motivos para estar cabizbajos.

"Claro que estoy decepcionado con el resultado. Pero salimos con la cabeza erguida, dimos todo de nuestra parte y salimos de una manera triste del Mundial", declaró el jugador del Bayern Múnich tras el juego que concluyó sin goles, y que en los penales se decantó con un 4-2 a favor de la Albiceleste.

Ante los penales, no culpó a ninguno de sus compañeros que no acertaron en el intento, como Wesley Sneijder y Ron Vlaar.

"No podemos culpar a nadie, ni siquiera a los que no pudieron anotar el penal. Si ganamos, lo hacemos juntos, y si perdemos, también", apuntó Robben.

Holanda tendrá que pelear por el bronce del Mundial en juego contra el anfitrión, que será el próximo sábado a las 2 p. m. (hora de Costa Rica).