El próximo rival de Costa Rica viajó hasta la cancha de la Universidad de Maryland, pero no pudo bajarse del autobús

Por: Randall Corella V. 19 julio, 2013

Jorge Claros convirtió en una caldera el el Sun Life Stadium de Miami, tras su gol en el minuto 92 que le dio el triunfo a Honduras ante El Salvador. | AP
Jorge Claros convirtió en una caldera el el Sun Life Stadium de Miami, tras su gol en el minuto 92 que le dio el triunfo a Honduras ante El Salvador. | AP

Baltimore, EE. UU. (Redacción). La selección hondureña no se entrenó esta tarde en Baltimore, debido a la amenaza de tormenta eléctrica.

A las 5 p. m. (3 p. m., de Costa Rica), los seleccionados catrachos salieron del hotel Mónaco, en el centro de esta ciudad, hacia las canchas de la Universidad de Maryland (UMBC), ubicadas a unos 14 kilómetros de distancia.

La lluvia los acompañó durante todo el camino y, cuando llegaron al campus universitario, no pudieron descender del autobús.

La Bicolor permaneció durante cerca de 40 minutos en el interior del vehículo y como la actividad no cesó, el cuerpo técnico decidió regresar al hotel para realizar trabajos bajo techo.

"Al parecer, existe una política de la universidad que estipula que no se realicen actividades en la cancha cuando hay amenaza de tormenta, por lo que preferimos regresar al hotel", explicó el doctor del equipo José Sierra.

Honduras ya realizó dos entrenamientos en esta ciudad, de cara al duelo del domingo ante Costa Rica, por los cuartos de final de la Copa de Oro.