12 julio, 2014

Buenos Aires. AFP y EFE El director técnico de la selección de Argentina, Alejandro Sabella, dejará la selección después del Mundial, anunció su representante Eugenio López ayer en la radio de Buenos Aires Delta FM .

“Tengo la certeza de que Alejandro no va a seguir en la selección. Él toda su vida soñó con esto, lo buscó y trabajó en esto. Pero ya dio a la Argentina lo que tenía que dar”, informó su agente.

“Sabella dio lo que tuvo que dar en la selección y es momento de darle lugar a otro, pase lo que pase, no sigue”, afirmó López.

El técnico quiso quitar importancia a las palabras de su agente y dijo al diario Olé que su “futuro es la final del Mundial”.

“Para mí el futuro es el próximo entrenamiento y la final de la Copa del Mundo. Pensar en otra cosa ahora sería una falta de respeto”, explicó ayer el estratega.

Sabella inició su carrera en el banquillo como asistente de Daniel Passarella en su ciclo con Argentina, entre 1994 y 1998.

Alejandro Sabella tomó las riendas de la selección albiceleste en el 2011, después del fracaso en la Copa América de Argentina 2011. | AFP
Alejandro Sabella tomó las riendas de la selección albiceleste en el 2011, después del fracaso en la Copa América de Argentina 2011. | AFP

Luego continuó con el Kaiser en la selección mayor uruguaya, el Parma, el Monterrey, el Corinthians y el River Plate.

Tras finalizar el vínculo con los millonarios en 2007, esperó más de un año y medio hasta recibir la oferta para ser primer entrenador en Estudiantes de La Plata.

Al asumir ese compromiso, armó el mismo grupo de trabajo que lo acompaña en la selección albiceleste, sus ayudantes Julián Caminos y Claudio Gugnali, junto al preparador físico Pablo Blanco.

Tras conseguir la Libertadores 2009, ser subcampeón del mundo y lograr el Apertura en 2010, dejó el cargo en febrero de 2011.

Firmó un precontrato con el club Al-Jazira Sporting de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos. Pero, luego del fracaso argentino en de la Copa América, le ofrecen tomar la Albiceleste, en lugar del destituido Sergio Batista.

Por delante de otros candidatos como Carlos Bianchi o Gerardo Martino, asumió formalmente el 6 de agosto de 2011.