El técnico felicitó a sus jugadores, de los que dijo sentirse orgulloso por todo el esfuerzo que mostraron en la cancha

 13 julio, 2014

Río de Janeiro

El técnico de Argentina, Alejandro Sabella, lamentó la falta de definición que tuvo su selección, en contraste con Alemania, que pudo aprovechar su oportunidad para conquistar el Mundial Brasil 2014.

"Definición nos faltó aunque en los otros partidos los acabamos ganando. Con Holanda. Son partidos cerrados. Pero cuando uno se equivoca y recibe un gol es muy difícil equilibrarlo. Tuvimos nuestras oportunidades pero nos faltó eficacia y ellos sí la tuvieron", manifestó.

A pesar de eso, Sabella afirmó que fue uno de los mejores partidos de su equipo.

"Teniendo en cuenta el rival y el hecho de la prórroga y el descanso fue nuestro mejor partido. Ni el que queda primero hace todo bien ni el que queda segundo hizo todo mal. Después de veinticuatro años estos jugadores hicieron historia", manifestó el entrenador al término del partido jugado en el estadio Maracaná.

Alejandro Sabella camina en la zona técnica durante el partido entre Argentina y Alemania por el Mundial Brasil 2014.
Alejandro Sabella camina en la zona técnica durante el partido entre Argentina y Alemania por el Mundial Brasil 2014.

"Ganaron el segundo puesto, la medalla de plata. Nos deja un cierto sabor amargo pero dieron todo y eso no es lo más importante pero sí es importante", analizó Sabella.

"Estos partidos son igualados y cuando hay ocasiones hay que ser eficaz. Nos faltó eficacia. El cambio de Agüero fue porque, aunque Lavezzi hizo buen partido, teníamos que cambiar la manera de jugar", explicó.

El seleccionador de Argentina insistió en la falta de definición de su equipo, con ocasiones más claras que Alemania.

"Estoy muy orgulloso. Con un nivel extraordinario. Fue un espectáculo ver como se entregaron uno por otro, por la camiseta de Argentina. Más allá de la derrota se pueden mirar al espejo y decir que dieron todo por el grupo y por la selección de Argentina".

Finalmente, Sabella describió la gran decepción de su vestuario.

"Los jugadores están muy amargados. Para ser perfecto el partido deberíamos haber tenido más eficacia. Tenían ilusión en este torneo. Estoy satisfecho porque los jugadores dieron todo. Es un grupo maravilloso".