Alcides Edgardo Ghiggia

Por: Rodrigo Calvo C. 8 junio, 2014

¿Qué sensación le da de que el Mundial de fútbol se celebre en Brasil, 64 años después del Maracanazo que propinó Uruguay a la misma selección brasileña?

Es algo muy lindo, pero sobre todo para Brasil. A ver si puede ganar la Copa del Mundo en su propia casa..., en el país de ellos.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Para usted, que fue el culpable directo del Maracanazo , ¿cómo va a vivir esta circunstancia?

¡Ah, sí! También es algo muy lindo. Porque siempre que he ido a ese país, los brasileños me trataron muy bien. No tengo ningún problema con ellos. Nos aprecian mucho, a los uruguayos. Así que, de entrada, estoy muy tranquilo.

¿Qué tenía de especial aquel equipo de Uruguay, en 1950?

Era un equipo que se respaldaba y manejaba por cuatro jugadores de mucha experiencia. Eran Obdulio (Varela), (Roque Gastón) Máspoli, (Schubert) Gambetta y (Eusebio) Tejera. Los demás, éramos todos jóvenes. Nuestra característica era que todos teníamos una mentalidad muy clara, de que no queríamos perder.

¿Qué representaba el capitán Obdulio Varela en este equipo?

Él tenía una trascendencia asombrosa en todos. Un jugador de experiencia, de renombre y que uno respetaba mucho. Lo que hacía él.., había que hacerlo.

¿El actual capitán, Diego Lugano, tiene algo de Obdulio?

No. Son muy diferentes. No tiene la misma trascendencia.

Ustedes no iban bien físicamente al torneo y en Uruguay no le tenían mucha fe al equipo.

Es cierto. No íbamos bien y no nos tenían mucha fe (se ríe)... En Brasil, sí había una confianza bárbara de que serían los campeones.

¿Cómo lograron vencer ese pesimismo que había en el país?

Tenemos una mentalidad fuerte en el fútbol. Somos un equipo ganador, de mucho amor propio, algo que tenemos adentro. Una euforia que nos persigue y no nos deja perder. Se quiere ganar siempre.

¿Recuerda un silencio tan sepulcral como el que usted provocó al anotar el segundo gol a Brasil?

No. Fue algo insólito. Nunca he sentido tanto como esa vez. El estadio quedó mudo, no se sentía nada.

La historia describe que “11 valientes uruguayos derrotaron a 200.000 brasileños y los silenció un solo hombre”. ¿Lo siente así?

Así dicen ellos, los brasileños. Yo que sé... Siempre digo a todos que al Maracaná lo silenciaron tres personas: el Papa, Frank Sinatra y yo.

Se viene el duelo Costa Rica ante Uruguay. ¿Cómo lo vivirá?

No sé cómo será. No conozco cómo llega Costa Rica. Uruguay si sé como juega y no sé si Costa Rica juega bien o mal. No puedo opinar.

¿Qué piensa del partido en sí?

Será muy cerrado y difícil. No hay ningún partido fácil, en ninguna de las series. Uruguay va a querer ganar, pero los partidos se irán resolviendo y podré sacar mejores conclusiones. Se dice que el primer partido es el más complicado, pero para mí todos son complicados.

¿A dónde llegará Uruguay?

No sé, dependerá de los resultados de los partidos. Adivino no soy, pero me gustaría verlo en la final.

¿Tiene sus favoritos al título?

No los tengo. Será un Mundial difícil para todos. Veo a las selecciones muy parejas... Tengo que dejarlo, estoy en una reunión, pero gracias por llamarme. Le mando un saludo grande a toda Costa Rica. Espero que tengan suerte en Brasil.