Los ticos observan en silencio y con mucha tensión el juego de la Selección Nacional

 29 junio, 2014

San José

Aficionados en el Bar Río, San Pedro de Montes de Oca.
Aficionados en el Bar Río, San Pedro de Montes de Oca.

Silencio, tensión e incertidumbre sintieron los cientos de aficionados que llenaron la popular "calle de la Amargura" en San Pedro de Montes de Oca, mientras la Selección Nacional disputó el primer tiempo de los octavos de final ante Grecia.

La Sele luce imprecisa y debió echar mano de la figura del portero Keylor Navas para evitar la anotación de los rivales. Esta situación produjo ansiedad en los ticos, que esperan celebrar el pase de Costa Rica a los cuartos de final.

Gustavo Chinchilla, vecino de Coronado, describió en dos palabras lo que sintieron todos durante los primeros 45 minutos: "adrenalina pura".

Por su parte, Carlos Moya destacó que el equipo nacional luce más errático que en los juegos ante Uruguay e Italia.