14 julio, 2014

Rotterdam, Holanda. EFE Centenares de seguidores recibieron en el aeropuerto de Rotterdam-La Haya a la selección de Holanda, que concluyó en la tercera posición del Mundial tras vencer a Brasil en su último juego (3-0) .

El conjunto del técnico Louis van Gaal, que cayó en la semifinal ante Argentina después de la tanda de penales, se despidió del torneo invicto y con el cariño de su afición, pese a no poder entrar de nuevo en la final para buscar su primer título universal.

Varios centenares de seguidores, vestidos, la mayoría, con la camiseta naranja, dio la bienvenida con muestras de cariño y vítores a los componentes de la Oranje .

Dos camiones de bomberos incluso hicieron una especie de arco de agua por el que pasó el avión que trasladó a la selección holandesa desde Brasilia, en cuyo estadio Mané Garrincha se jugó el partido por el tercer puesto.

Los jugadores holandeses se mostraron sorprendidos por el recibimiento. | AP
Los jugadores holandeses se mostraron sorprendidos por el recibimiento. | AP

Los jugadores holandeses agradecieron en redes sociales el gran apoyo que recibieron en su regreso y destacaron que no esperaban tan buena acogida.

“¡De vuelta en casa! Grandioso ver tanta gente animando por nosotros. Significa mucho”, tuiteó el defensor tulipán, Ron Vlaar.

El vuelo de los holandeses duró 12 horas, por lo que los jugadores también mencionaron que lo más deseado era descansar.

“Regresamos tras un vuelo de 12 horas. Hora de vacaciones”, mencionó el portero Tim Krul.